Ayer, en el ámbito de las celebraciones por el día del libro, se entregaron los premios del XLIII Certamen Literario Comarcal que organiza la Biblioteca Municipal de Segorbe. El concurso, a pesar de la modesta cuantía de los premios y de su carácter comarcal, registró este año una alta participación (284 trabajos). Cualquier evento cultural que llegue a su cuadragésima tercera edición merece mucho respeto; así debió planteárselo el Ayuntamiento, representado por su Alcaldesa Ma Carmen Climent y por su Concejala de Cultura Marisa López, cuando acertó al trasladar el acto al teatro Serrano de Segorbe.

Tenía el acto bastante de inaugural: primer acto cultural importante de la primavera, reapertura del espléndido teatro Serrano, inminente relajación de las medidas Covid y, sobre todo, por la juventud de la mayoría de los protagonistas, inquietos por exhibir sus primeros logros artísticos; así que, a pesar de que el día no acompañaba, el optimismo a las puertas del teatro era altamente contagioso. Funcionó el protocolo y se distribuyó estratégicamente en la platea al público asistente, demostrando que con prudencia y organización ya podríamos disfrutar de ciertos eventos culturales que tanto echamos de menos: una película, una obra de teatro, una actuación. Ya queda poco.

Fue ante todo el día de las familias. Papás, mamás, alguna yaya endomingada, para acompañar a las premiadas (mayoría de mujeres) en el momento de recibir el galardón, el “flash” y los aplausos; y en el caso de las ganadoras, para

escuchar atentos la lectura (qué importante una buena dicción para no perjudicar un buen texto) de sus pequeñas grandes obras.
Mentiría si dijera que el acto no se nos hizo un poco largo a todos. Los organizadores del certamen, que reparte unos mil euros en premios divididos en múltiples categorías por edades y géneros (luego lo detallamos), quisieron compartir los textos premiados con el público asistente y el acto se demoró más allá de lo recomendable. La lectura en público no suele ser plato de gusto para los protagonistas, pero en líneas generales, y olvidando algún renuncio, los trabajos fueron bien leídos por sus autores a pesar de los nervios lógicos y de la inevitable mascarilla. Destaco sobre el resto la perfecta lectura de la más joven de las premiadas, Nora Barea Llora.

De entre los textos ganadores leídos no puedo dejar de mencionar algunos especialmente interesantes y que, mimbres hay, bien podrían ser el inicio de una prometedora carrera literaria. Quiero decir que nos emocionó la valiente narración de Arancha Gracia Montolío Cercós “Camino de la Esperanza”, nos encantó escuchar el lúcido y sobrecogedor relato de Mónica Avendaño Ruiz “El mercado”; el sorprendente por original y sólidamente sustentado poema “La Metalingüística” de Óscar Cebrián Rubio; la generosa imaginación de la versátil Gemma Verdú Cercós, que se hizo con los primeros premios en ambos géneros; o la mesurada prosa poética de la veterana Pilar García Marco. A todos ellos y al resto de premiados felicitamos y animamos a continuar empuñando el lápiz o a percutir el teclado por su bien y por el nuestro.

Abandonando las pequeñas parcelas de gloria individual y bajando de nuevo a lo que lo cotidiano nos depara, lamentaremos que el premio para la categoría Adultos A, nacidos entre 1993 y 2002 (entre 19 y 28 años) quedara desierto sin entregas que valorar, de lo que podríamos inferir alguna teoría que hoy no toca desarrollar. Somos conscientes de que estas muchachas y muchachos que ayer nos convocaron en el Serrano, son, en realidad, una preciosa excepción. Así me lo confirmaban a la salida del acto Mónica Avendaño y Lucía Abad, premiadas en prosa juvenil que además coinciden como compañeras en el grupo de 3o ESO C del IES Cueva Santa de Segorbe. Admiten que lo de leer y escribir habitualmente “y sin que nos obliguen a ello” es una rareza entre la gente de su edad, aunque a estas chicas tan resueltas no parece importarles demasiado. Sus gustos literarios van de las novelas policiacas a la novela gráfica o el relato. Lucía y Mónica son conscientes de los beneficios que les aporta en su desarrollo académico (conozco de muy buena tinta sus capacidades expresivas) y personal “para ordenar mejor los pensamientos”. En la misma excepción incurre Óscar Cebrián, el muchacho del sombrero, que además de ser lector habitual de poesía, hace gala de un buen paladar musical: rap, trap, pero también Ángel Stanich, Joaquín Sabina o Lou Reed (algo de culpa tiene su padre), y que recordaba desde sus desinhibidos trece años que “no hay vanguardia sin tradición”. Estos jóvenes brillaban ayer y yo aplaudía como sus yayas.

GALERIA DE IMÁGENES – DESLIZAR PARA VER

previous arrow
next arrow
Slider
RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

Las obras premiadas:

INFANTIL – CATEGORÍA A (2o Ciclo de Primaria. 3o y 4o curso)

-Primer premio: «UNA AVENTURA DEL PASADO», de NORA BAREA LLORA (Segorbe).

-Segundo premio: «JACK, EL DRAGÓN PELUDO», de MARTÍN BAREA LLORA (Segorbe).

-Accésit: «EL RESCATE DE FREDERICK, EL DINOSAURIO», de MANUEL FERNÁNDEZ GARCÍA (Jérica).
-Accésit: «A TRAVÉS DE MI BALCÓN», de DARÍO GUILLÉN ESCUDER (Segorbe)

INFANTIL – CATEGORÍA B (3o Ciclo de Primaria. 5o y 6o curso):
-Primer premio: «HALAND», de HÉCTOR LATORRE SALAS (Segorbe). -Segundo premio: «EL AÑO QUE HEMOS VIVIDO», de AITANA ARÁNDIGA SILVESTRE (Segorbe).
-Accésit «PASEN Y VEAN», de PAULA DOÑATE JUAN (Segorbe).
-Accésit «REGRESO A POR OXÍGENO», de SERGIO ALBALAT MUÑOZ (Segorbe)

JUVENIL – CATEGORÍA A (1o Ciclo de Secundaria. 1o y 2o curso):
PROSA:
-Primer premio: «HACIA EL CAMINO DE LA ESPERANZA», de ARANCHA GRACIA MONTOLÍO CERCÓS (Segorbe)
-Segundo premio: «LO PROMETIDO ES DEUDA», de SOFÍA BARRACHINA SIERRA (Segorbe)
-Accésit: «UN VERANO INOLVIDABLE», de BRUNO BAREA LLORA (Segorbe).

POESÍA:
-Primer premio: «LA METALINGÜÍSTICA», de ÓSCAR CEBRIÁN RUBIO (Segorbe).
-Segundo premio: «LIBERTAD», de ARANCHA GRACIA MONTOLÍO CERCÓS (Segorbe).
-Accésit: «ABRAZARTE», de PAOLA FLOR ESCUDER (Segorbe).

JUVENIL – CATEGORIA B (2o Ciclo de Secundaria. 3o y 4o curso):

PROSA
-Primer premio: «EL MERCADO», de MÓNICA AVENDAÑO RUIZ (Segorbe). -Segundo premio: «TRAGEDIA EN ITALIA», de LUCÍA ABAD ROMERO (Altura) -Accésit: “MARINERO EN TIERRA», de JUAN IBÁÑEZ TANG (Altura).

POESÍA
-Primer premio: «BAILAR, MI VIDA Y MI ARTE», de JAVIER ROMERO COLLADO (Barracas).
-Segundo premio: «PARA MI YAYA», de MARTA PUISSANT PÉREZ (Navajas). -Accésit: «VIVA LA VIDA», de VEGA SENDER PEÑALVER, (Segorbe).

JUVENIL – CATEGORIA C (nacidos entre 2003 y 2004):

PROSA
-Primer premio: «LA DAMA JAZMÍN», de GEMMA VERDÚ CERCÓS (Segorbe).

POESÍA
-Primer premio: «ROMANCE DEL COCINERO ANTONIO DE LEMBIRÓN», de GEMMA VERDÚ CERCÓS (Segorbe).

ADULTOS. Categoría B (nacidos antes de 1992)
-Premio del Jurado: “VOLVER”, de PILAR GARCÍA MARCO (Segorbe).
-Premio del Público: “CUENTO DEL LABRADOR”, de Dolores Peñalver Roig (Segorbe)

Héctor Hugo Navarro