El alcalde de Teresa, Ernesto Pérez ha presentado alegaciones contra el estudio de la Conselleria Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente que prevé  recortes de autobuses hacía Castellón, a la vez que insta al Consell a paralizar el nuevo proyecto del servicio de transporte público que prevé recortar las actuales expediciones desde Segorbe hasta Valencia.

ErnestoPérez

Ernesto Pérez muestra la queja. Foto: J.P

Pérez ha recordado que la concesión del servicio que se prestaba desde Teresa hasta Castellón ha caducado y hasta nueva negociación la frecuencia de esta línea de autobús se ha recortado y ha pasado de los 5 servicios semanales que se hacían de lunes a viernes a prestarse únicamente dos los martes y los viernes.

Pero además, según Pérez, la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente pretende reducir también el servicio que se presta desde Segorbe hasta Valencia, y que “afecta gravemente a nuestros vecinos que necesitan trasladarse hasta el hospital de referencia, que es Sagunto, o bien por trabajo o estudios”.

El proyecto contempla eliminar 1 expedición los lunes, martes, miércoles y viernes, y 2 expediciones los jueves, domingos y festivos. El proyecto también habla de un recorte de autobuses del 50 por ciento entre Segorbe y Teruel.

El alcalde de Teresa, Ernesto Pérez, ha señalado que “estos recortes son un ataque frontal a nuestros vecinos, a nuestro municipio y a nuestra comarca, porque nos aísla aún más de lo que estamos”. Pérez ha denunciado que la escasez de transporte público en el Palancia es “un problema histórico y es una de las eternas reivindicaciones de los pueblos de la zona”.

Tal y como señala Pérez el recorte de autobuses, al igual que el de las líneas de tren, no es nada nuevo en la comarca, se da ahora con el PP en el gobierno y se dio en su día cuando gobernaba el PSPV, si bien el alcalde de Teresa entiende que el actual recorte de autobuses es “la última cacicada del PP y confirma  que los vecinos del mundo rural y del Palancia estamos considerados como ciudadanos de segunda clase».

 «No hay ningún interés del actual gobierno valenciano por los pueblos del interior, y como alcalde realizaré cuantas acciones sean necesarias para paralizar un proyecto que supone un paso atrás e impedirá a mis vecinos comunicarse con otras zonas”.

Recortes de autobuses

La Conselleria de infraestructuras ha realizado un estudio para la remodelación de las líneas de transporte interprovincial de Castellón. El estudio afecta prácticamente a toda la provincia de Castellón y a todos sus municipios. Contempla algunas ventajas, como la prolongación de algunas líneas para la conexión de Valencia con Vinarós; o las comunicaciones con los municipios de Teruel.

Lo más llamativo del estudio es que solo dos líneas de viajeros son rentables, las que unen Sierra Engarcerán con Torreblanca y Castellón; o la que comunica Vinarós con Peñíscola, ya que en estas los ingresos superan a los gastos por el número de viajeros.

En el conjunto de la provincia, y en la revisión de todas sus líneas y rutas, se estima que las condiciones son similares. La Conselleria deberá aportar anualmente más de 881.000 euros para su mantenimiento.

Chelo Torrejón.