[useful_banner_manager banners=30 count=1]La Diputación de Castellón ha iniciado esta semana la última fase de las obras de mejora de la carretera CV-200, que une los municipios de Castellnovo y Segorbe, en cuyos trabajos la administración provincial invertirá un total 738.000 euros.

La actuación afectará a una longitud global de 1.141 metros, en los que se “incrementará la seguridad vial en una vía muy empleada por los vecinos de la comarca del Alto Palancia”, según afirmó el vicepresidente del ente, Miguel Barrachina.

Las obras, para las que el Ayuntamiento de Segorbe tuvo que adquirir el pasado año varias parcelas pertenecientes a un total de 39 propietarios, son muy importantes “ya no tan sólo para Segorbe y Castellnovo sino para toda la comarca y, sin ir más lejos, para los alumnos y familias del colegio Pintor Camarón que usan esta importante vía comarcal y que, con la intervención, ganarán en seguridad. De hecho se trata de una zona con mucho tráfico por lo que mejorando las comunicaciones lograremos abrir nuevas oportunidades de desarrollo para la zona”, afirmó Barrachina.

Así las cosas, hasta final de año está previsto que se prolonguen unas actuaciones que harán realidad la mejora del firme ya existente así como la implementación de mejoras en la señalización y otros elementos de seguridad vial.

Recta final en la mejora de la CV-200

Chelo Torrejón.