Recuperada una tradición de 1613 por la Loable Cofradía de la Santísima Trinidad de Segorbe

 PROCESIÓN DEL SILENCIO

 El pasado viernes día 12, primer viernes de Cuaresma, se celebró un desfile procesional con recorrido similar al que tenía lugar en Segorbe todos los primeros viernes de mes, entre los años 1613 hasta 1619, en que la Inquisición obligaría a dejar de hacerla.

La Loable Cofradía de la Santísima Trinidad de Segorbe, publicó en el año 2000, un libro titulado “La Cofradía de la Trinidad de Segorbe en sus orígenes”, escrito por los investigadores Magín Arroyas Serrano y Vicent Gil Vicent, en cuyas páginas se describe como se realizaban procesiones   “ ….. cada primer viernes de mes tocada la oración de prima noche se han hecho y hacen continuamente procesiones en esta ciudad ……” “ ……y a los principios quando se començaron a hazer estas processiones y el Viernes Santo próximo passado en la noche acompañavan a dichas processiones algunos disciplinantes, y en ordinario va uno en medio de la processión leyendo en boz alta la pasión de Nuestro Señor Jesucristo sin que se diga ni cante otra cosa, y desta manera salen las dichas processiones de la Yglesia de Santa Ana questa en sta ciudad donde sta instituhida la dicha cofradía de la Santísima Trinidad ….”

publicidad
Estas y otras manifestaciones se conocen gracias a las declaraciones efectuadas ante el tribunal de la Inquisión en Segorbe, entre otros por el beneficiado de la catedral mosén Josep Mançanera y del Arcediano mosén Eugenio Caspe.

Basándose en estos hechos históricos se ha decidido recuperar esta procesión bajo el título del “silencio” y desarrollarla por un recorrido muy similar al del s. XVII: calle Purísima, Almas, Pastores, pl. del Ángel, Argén, Mesones, san Antonio, Palacio, Silleros y Merced. En diversos puntos del recorrido se leyó la Pasión y Muerte de N. S. Jesucristo, según el evangelista san Lucas, dividida en catorce “tramos”.

Se acordó tomar como fecha de partida el primer viernes de Cuaresma, buscando la analogía con el hecho relatado de “los primeros viernes de cada mes “.

A las 22 h. se iniciaba el cortejo con el guión de la Cofradía junto a dos faroles seguidos de unos treinta cofrades revestidos con su vesta recogida, guantes y vela. En el centro de la comitiva se situaba el Santísimo Cristo de las Mercedes, portado por el clavario del presente año José Miguel Salvador Martín, acompañado por dos mayorales con sendos faroles. Tras la venerada imagen se situaron los “devotos”, en un elevado números de fieles, cerrando el cortejo el Prior de la Cofradía M.I. señor don Federico L. Caudé Ferrandis y dos componentes del Cabildo.

Cofrades en la Iglesia de Santa Ana. Foto:J.P.

Cofrades en la Iglesia de Santa Ana. Foto:J.P.

Una agradable noche acompañó el cortejo, en profundo silencio y cuyos pasos por callejuelas estrechas del casco antiguo de Segorbe y ante las murallas, invitaban a la oración y al recogimiento, trasladándonos al pasado.

De regreso al templo, el Prior pronunció unas sentidas palabras, dándose paso a la veneración del Santísimo Cristo de las Mercedes, con cuyo acto concluyó una noche, en que la organización se siente muy satisfecha por el buen respaldo que ha tenido dentro de la Cofradía y por las numerosas personas que se unieron a la iniciativa.

Con anterioridad a la procesión “del silencio” se organizó en la capilla de Ntra. Sra. de la Merced una cena “solidaria”, abierta a cofrades y para aquellas personas que desearon acudir. Cada asistente portaba “su cena” y alimentos no perecederos o limosna, cuyo destino es Cáritas – Segorbe. La aportación tanto económica como de alimentos ha sido muy importante.

La Loable Cofradía de la Santísima Trinidad recupera sus orígenes e inicia los actos de la Cuaresma y Semana Santa 2016.

Recuperada una tradición de 1613

Carlos Laffarga Civera

Cofrade Mayor