Lienzos robados. Foto: José Plasencia.

Lienzos ronados. Foto: José Plasencia.

Poco más de tres meses es lo que ha tardado La Guardia Civil en recuperar los siete cuadros robados, del siglo XVII,  a finales del pasado año en la Iglesia de San Martín de Segorbe. Los lienzos han sido localizados en la casa de un vecino de la localidad La operación se ha saldado con un detenido y un imputado

El Grupo de Patrimonio de la Unidad Central Operativa del Servicio de Policía Judicial de la Guardia civil ha encontrado las piezas en la casa de un vecino del mismo municipio.

La operación para recuperar las obras se saldó el pasado jueves con la detención de un hombre y la imputación de otro. Al parecer, los arrestados pretendían vender las obras en el mercado negro.

Desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), se informó que el detenido paso ayer a disposición judicial y el juez acordó su libertad con la prohibición de salida del país y obligación de comparecer periódicamente en el juzgado.

Asimismo, también prestó declaración como imputada la otra persona presuntamente implicada en el caso. El TSJCV confirmó que se ha decretado el secreto de la causa que llevará el Juzgado de Instrucción de Segorbe.

Los lienzos recuperados datan del siglo XVII y estaban colocados sobre la predela del altar.

El recinto eclesiástico está prácticamente abandonado y se cree que los autores del robo accedieron por la parte de atrás, desde la valla de la plaza de la Judería. En total extrajeron siete obras de la época barroca, seis de ellas de la predela del altar mayor y la otra del lateral. Además, los ladrones también se llevaron las cañerías del templo para vender el cobre en el mercado negro.

Las obras extraídas, elaboradas en el taller de Juan Ribalta y de pequeñas dimensiones, fueron restauradas con motivo de la celebración de la Luz de las Imágenes que tuvo lugar en Segorbe en los años 2001 y 2002.

Chelo Torrejón.