© Reflexiones de un socialdemócrata II .-

Quisiera dirigirme en especial a los afiliados del PSOE a los que llegue mi voz:

En principio todo mi apoyo al candidato Pedro Sánchez.

A mi candidato se le traiciona achacándosele:

De perder votos en pleno tsunami de Podemos.

El desgaste del PSOE era lógico e inevitable por la inercia propia del calentamiento social y las políticas poco populares de los populares.

También se le reprocha no haber colaborado en el entronamiento hasta el 2020 en el gobierno,  al partido más corrupto de la historia reciente de España. NO es NO.

Una serie de compañeros afines a la investidura del PP, sabiendo la opinión del Secretario Pedro ponen en jaque y contra la pared , negándole el apoyo y la confianza para seguir al mando . Desde este momento Pedro Sánchez, al estilo Borrell decide llegar a la Secretaria desde la calle y desde cero. Método que le ennoblece más si cabe.

Por otro lado , un socialismo aburguesado , con tendencias más liberales que sociales surge en contraposición a PS y apoyándose en estas discrepancias , busca candidato/a para que les represente.

Susana Díaz , la perfecta cándida ..ta, para que el socialismo liberal , aunque suene paradójico, siembre su embrión.

Presentados los candidatos, se supone que a Pedro lo queremos las bases numerosas y menos visibles que los dinosaurios del PSOE que exhibió Susanita el la foto de Madrid.

Esos dinosaurios y todos sus clientes forman una red de socialistas decimonónicos que habiendo recibido algún tipo de favor,  se deben hasta la muerte.

Ese entramado de estómagos agradecidos y clientes es muy voluminoso, aunque indecisos.

De esa indecisión que nos hace pensar , tenemos la oportunidad de volver a ser rojos.

Debemos  tener coraje para negarnos a firmar por la derecha socialista que representa Susana Díaz . Romped cadenas del pucherazo, y firmad a Pedro Sánchez.

El escenario en la recogida de firmas entre nosotros y los susanistas, es que nosotros votamos y firmamos libremente . Los de Susana firman obligados, devolviendo favores, una red clientelar propia del caciquismo.

Mi voto ha sido para Pedro Sánchez.

La primera razón,  por respetar los Estatutos de mi partido. Pedro fue despojado de sus responsabilidades orgánicas en un proceso digno de una película de intrigas y traiciones propio de la CIA . Hubiese sido mas sencillo esperar al Congreso, que el mismo iba a convocar,  y derrotarle,  llegado el caso, de la forma mas legítima posible: con los votos de la militancia.

La segunda razón, porque representa mejor que ningún otro candidato el cumplimiento de la palabra dada. Porque ha demostrado no tener apego a los sillones dejando su escaño por convicción. Porque respeta a la militancia. Esa militancia a la que, algunos parecen haber olvidado, deben sus responsabilidades orgánicas. O esa militancia que da la cara en la calle, en las tertulias de los bares, y las comidas familiares .

Pedro tiene mi apoyo libre y decidido. Trabajaré activamente para que su proyecto sea el de todos y todas los socialistas. Confío en la lealtad del resultado por parte de [email protected] el día después de las primarias y deseo que ese día el PSOE vuelva a ser el PSOE integrador, diverso y plural que me llevó a afiliarme hace ya unos cuantos años.

Espero haber aportado un granito y a los afiliados del PSOE a los que llegue mi voz ; ahora, es el momento de volver a ser rojos con dignidad.

Reflexiones de un socialdemócrata II – Pedro Jiménez Soria