© Reunión en Altura para hablar de discriminación lingüística .-

La sede del PP de Altura acogió ayer una reunión de dirigentes y militantes populares de las comarcas de Viver y Segorbe, para debatir sobre “el chantaje lingüístico al que nos va a someter el ejecutivo de Oltra y Puig” y el escaso plazo de tiempo estipulado para presentar alegaciones.

En el acto, que contó con la presencia del diputado nacional, Miguel Barrachina, y la diputada autonómica, Beatriz Gascó, se analizó el decreto ley por el que se dictamina la nueva forma de enseñanzas lingüísticas en la Comunidad Valenciana presentado por el Pacto a la Valenciana.

“El chantaje lingüístico al que se verán sometidos los estudiantes de habla castellana, a partir del próximo curso 2017-2018, será una realidad tras el escaso período de alegaciones que finaliza el próximo martes”, afirman los populares.

ESCUELA DE DANZA
“La Consellería de Educación da sólo siete días de plazo para presentar alegaciones al chantaje lingüístico y lo hace “de manera semiclandestina, demostrando la nula intención del conseller Marzà de consensuar nada y su escasa sensibilidad para atender los requerimientos de la comunidad educativa”, indicó la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó.

Reunión en Altura para hablar de discriminación lingüística

Barrachina y Gasco. Fotos:IP

El escaso plazo de tiempo de presentación de alegaciones se complica todavía más Los padres y familias tienen numerosas dificultades para presentar alegaciones debido a que “en la web de la Consellería no está visible, carece de correo electrónico para consultas o página electrónica donde poner dirigirse, permitiendo únicamente la vía de «papel y lápiz» para dar que los padres de forma personal y por registro de entrada estas modificaciones”

“Con todos estos impedimentos que desde la Generalitat se pone a los ciudadanos, en un tema tan importante como es la educación, los padres verán suprimida su libertad de elección por las restricciones o condiciones inherentes a la lengua vehicular en la que se formen sus hijos. Si eligen para sus hijos aquello que desea la administración, es decir TODO en valenciano, tendrán máximas oportunidades, de lo contrario, deberán buscar otras vías para que sus hijos puedan acreditar un correcto nivel de lenguas extranjeras”.

Por ello el PP ha presentado y presentará en los ayuntamientos que todavía no lo ha hecho una moción de rechazo instando a la Generalitat a “realizar un trato justo y equitativo para todas las zonas de la Comunidad, sin distinción ni segregación del alumnado que eligiera una u otra lengua para formarse”.

La moción ha sido aprobada ya por  practicamente todos los Ayuntamientos gobernados por el PP, además de el gobernado por el PSPV-PSOE en Sot de Ferrer.

En Segorbe los popualres también la moción en el último pleno ordinario, si bien el equipo de gobierno “contrario a los ideales de libertad, igualdad, responsabilidad y compromiso y alegando la señora Pérez que se trataba de un borrador y estábamos alarmando a los segorbinos, votaron en contra mostrando así, una vez más, lo poco que les importa la educación de los niños que viven en zonas de habla castellana. Pues bien, ahora ya es un decreto ley y siguen sin hacer nada por la defensa de nuestros estudiantes”, afirmó Miguel Barrachina.

Reunión en Altura para hablar de discriminación lingüística

Chelo Torrejón