Un botín de alrededor de 307 euros, según el cálculo resultante de multiplicar los litros robados por el precio al que se pagaba hoy el gasoil, es el valor del robo de gasoil realizado  por un varón de 31 años S.N. de nacionalidad rumana, que fue detenido por la policía local de Segorbe por sustraer el gasoil de un camión estacionado en un área de servicio de la Autovía Mudéjar.

Robo de gasoil en la A-23

Los hechos ocurrieron en la madrugada del jueves, cuando los efectivos de la policía local detuvieron a un varón al ser sorprendido mientras cargaba las garrafas con gasoil que previamente había sustraído del depósito de un camión que estaba estacionado en una conocida área de servicio de la Autovía A-23.

Los policías estaban realizando una ronda de vigilancia por los caminos de la población cuando observaron un vehículo estacionado en la cuneta que les infundió sospechas y cuyo conductor se encontraba en el interior.

Al bajar del coche policial los agentes se encontraron junto a la cuneta algunas garrafas de combustible.

Tras identificar al conductor y comprobar que las garrafas estaban llenas de gasoil, la patrulla se trasladó al área de servicio más cercana, en la que pudo comprobar que en el parquing de camiones había uno con el tapón del depósito de combustible forzado y junto al cual se encontraban los habituales útiles para robar el gasoil utilizados por los ladrones.

Por ello la policía local procedió a detener a S.N. de 31 años, nacionalidad rumana y vecino de Valencia, trasladándolo al puesto de la Guardia Civil de Segorbe, desde donde ha pasado a disposición judicial.

Además la policía local localizó e informó de los hechos al conductor del camión asaltado, quien formuló la correspondiente denuncia, por los daños sufridos en el camión y la sustracción de unos 250 litros de gasoil.

Chelo Torrejón.