El bar del emblemático Kiosco de la Glorieta de Segorbe ha sido ha sido forzado esta madrugada por los amantes de lo ajeno para, una vez más, volver a entrar a robar en el interior, lo que en el último trimestre ha ocurrido ya en dos ocasiones.

Los ladrones reventaron la puerta de madera reforzada del pequeño kiosquete, del que sólo se han llevado “unos doscientos o trescientos euros en monedas que tenía en la caja para cambio y alguna que otra cerveza”, según explicó a InfoPalancia el propietario del bar, Fernando.

El robo en el Kiosco de la Glorieta fue descubierto por los empleados

Los hechos han sido descubiertos a las ocho de la mañana por los empleados del local , que inmediatamente han llamado a la policía local y a la guardia civil para dar parte de lo ocurrido.

La policía sospecha de que los ladrones que han entrado a hora a robar son los mismos que entraron hace tres meses, “una cuadrilla de jóvenes de aquí de Segorbe, aunque como nos los pillan con las manos en la masa no pueden decir ni hacer nada”.

En aquella ocasión, al igual que ahora, los ladrones se llevaron el dinero de la caja y algunas botellas de bebida alcohólica.

El Kiosco de la Glorieta de Segorbe es un elemento arquitectónico de gran valor patrimonial, el cual fue comprado el pasado siglo XIX por el Ayuntamiento de Segorbe al de Valencia para colocarlo originalmente en la plaza del Obispo Ahedo. Este kiosco formaba parte de la I Feria de Muestras de Valencia.

El kiosco fue restaurado hace algunos años por el gobierno local, que periódicamante saca a concurso publico abierto la licitación para la adjudicación de su explotación como bar, ya que ese es muy demando, especialmetne en los meses de verano, por las familias con hijos pequeños debido a que este se ubica junto a un amplio parque de juegos infantiles.

Chelo Torrejón.