Reparto de pulseras. Foto:A.Monleón.

Reparto de pulseras. Foto:A.Monleón.

Miles de romeros se han desplazado hoy en romería hasta el paraje de La Esperanza de Segorbe, para disfrutar de una agradable jornada en compañía de familiares y amigos y honrar así a la primera de las vírgenes a las que están dedicadas las fiestas, Esperanza, Loreto y Cueva Santa.

La jornada ha comenzado pronto, sobre las nueve de la mañana con el inicio del disparo de bombas reales, al que ha seguido una ofrenda floral a la Virgen en la plaza del Almudín, donde se ubica un antiguo retablo cerámico con la imagen de la Virgen en la fachada del edificio del Sindicato de Riegos, y posterior reparto de obsequios y salida hacía la ermita de La Esperanza.

Como viene siendo habitual el esfuerzo de los romeros ha sido premiado por el Ayuntamiento con una pulseras de tela, aunque en esta ocasión las pulseras son de color azul e incuyen bordados alegóricos al manantial y la romeria a La Esperanza en lugar de las rojas con motivos de la Entrada de Toros repartidas otros años.

Romería a La Esperanza

Salida de carruajes. Foto: Ana Monleón.

Lo que no ha cambiado han sido las ganas de fiesta y alegría de la gente, que alrededor de las dos ha empezado a hacer cola para recoger uno de los platos de la paella gigante repartidos por la Comisión de Fiestas.

La romería de La Esperanza, a cuyos píes se enclava el abundante manantial de agua que abastece a los municipios de Segorbe, Altura y Navajas, se remonta al siglo XV. La antigüedad de la romería es una de las razones por las que la Secretaria General de Turismo concedió a las fiestas de Segorbe el titulo de Interés Turístico Nacional.

Las Reinas Mayor e Infantil, Ana Torres Royo y Zara Soler Bonillo, acompañadas de sus respectivas Damas y Cortes de Honor, han lucido atractivos atiendos antiguos de labradora y acercado hasta la ermita en diversos carruajes tirados por caballos.

Los romeros utilizan cada año más el antiguo medio de transporte de tracción animal para subir al paraje de La Esperanza, donde los segorbinos suelen subir pasar el día y comer al aire libre rodeados de amigos y familiares.

Además, los segorbinos también aprovechan la festividad para acercarse hasta el manantial y probar sus claras y cristalinas aguas. El manantial en forma de estuario viene a emanar unos 400 litros de agua por minuto, lo que da una idea de la abundancia y riqueza hídrica del mismo.

Romería a La Esperanza

Misa en la ermita. Foto: José Plasencia.

El obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López, ha sido una de las personas que se han acercado hasta el manantial para probar sus aguas. Al medio día el obispo ofició una solemne Misa Cantada en la pequeña ermita de La Esperanza, en cuyo exterior el Ayuntamiento colocó un gran toldo para sofocar las elevadas temperaturas del día.

Media hora antes de la Misa el Sindicato de Riegos de Segorbe obsequió a los romeros con una estampita de la Virgen y la Comisión de Fiestas repartió vino para el almuerzo entre todos los romeros.

Esta tarde tendrá lugar la celebración de una procesión y la dispará de un ramillete de fuegos artificiales en honor a la Virgen de La Esperanza, mientras que esta noche se celebrará  un concierto del Consorcio  y el ya tradicional Baile de Disfraces organizado por la Peña Los Carpicas, que por la amenaza de lluvia se trasladan a la pista multiusos.

Romería a La Esperanza

Chelo Torrejón.