El día se levanto ayer perezoso, el sol parecía no querer ser testigo de una de las grandes tradiciones de Navajas, pero los habitantes y visitantes de esta población del Palancia, animados y estimulados por la creencia en sus costumbres se dieron cita a primera hora de la mañana en la plaza de la Iglesia para recoger el testigo que les legitimará como romeros, la caña y la cinta acuñada con la fecha actual.

Romería de Navajas a La EsperanzaLa comitiva formada por centenares de peregrinos a recorrido las principales calles de la población para realizar el camino hacia la ermita de la Esperanza, haciendo una parada en el manantial, y contemplar de cerca el constante fluir del agua, ese milagro que nutre y hermana a las poblaciones de Altura, Segorbe y Navajas.

Romería de Navajas a La Esperanza en la  festividad de San Vicente

Tras la misa en honor a San Vicente Ferrer, santo del día, el sacerdote, ante la atenta mirada de los allí reunidos, ha bendecido el manantial desde lo alto de la montaña, dando las gracias por la riqueza que esto supone.Romería de Navajas a La Esperanza

El monte de la Esperanza, se ha llenado de grupos dispuestos por toda su extensión para almorzar y degustar las viandas típicas de estas fechas, tortilla de habas, ajos o espárragos, cebollicas tiernas, carne empanada con tomate, longaniza de pascua, empanadillas, y no nos olvidemos de los rollicos de anís, pasteles de boniato o los siempre apetitosos coquitos.

Después de tan suculenta reunión y del retorno de la imagen de la Esperanza a la población, la Comisión de Fiestas ha dispuesto en la Plaza del Olmo una tarde de diversión, por medio de varios hinchables que han estimulado la participación de los más pequeños.

Vicente Plantado.