Algún individuo o individuos han atentado de nuevo contra el patrimonio local de Altura, rompiendo en esta ocasión una buena parte de la señalización vertical más cercana al santuario de la Cueva Santa perteneciente a la llamada senda «Bastión de la Calderona», que recorre las trincheras del entorno de Montmayor, de unos 10 kilómetros de recorrido.

Algunas de las señales, de las que en la ruta hay una veintena, han sido arrancadas o rotas y desplazadas por los vándalos a más de 100 metros de su posición original.

Desde el ayuntamiento se ha condenado con rotundidad las actitudes «que atentan contra los intereses de todos los alturanos y alturanas, representados en este caso en una ruta senderista a través de nuestro patrimonio, la cual ha costado mucho tiempo y recursos preparar, y que ha contado en su elaboración con la colaboración ciudadana como es el caso de la AMHAP».

El ayuntamiento ha anunciado que en los próximos días volverá a colocar la señalética en su lugar y señalizarán con un código propio la senda, a expensas de que la Federación Valenciana de Montañismo homologue el trazado y puedan marcarlo con las pinturas tradicionales de este tipo de sendas.

«De nuevo, volvemos a repetir que este hecho no tiene otro efecto sino reafirmarnos en que el sendero que estamos siguiendo para recuperar elementos históricos de nuestra localidad es el correcto».

Chelo Torrejón

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO