© Rosario Raro llenó el Teatro Serrano de Segorbe .-

La cálida ambientación del Teatro Serrano de Segorbe acogió ayer la presentación en Segorbe del último libro, La Huella de una carta, de la escritora segorbina, Rosario Raro, en el que esta ha tratado de plasmar el estilo de vida de mediados y finales del pasado siglo XX y los problemas derivados de la prescripción de la talidomida.

Y aunque dicen que nadie es profeta en su tierra, Rosario Raro, llenó el Teatro Serrano de amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo y amantes de la literatura, a pesar de que estos tendrán la oportunidad de volver a escuchar a Rosario Raro hablar de su libro en la presentación de la novela que esta tarde esta previsto hacer en el municipio de Altura.

La presentación en Altura correrá a cargo del colaborador de InfoPalancia, José Manuel López Blay, mientras que la acontecida ayer en Segorbe fue protagonizada por una de las amigas y responsables de que Rosario diera el paso de escribir novelas, la magistrada Mari Carmen Marín.

ESCUELA DE DANZA

La forma en que Mari Carmen Marín y Rosario Raro orquestaron la presentación del libro, planteada en formato entrevista, evidenció la complicidad y mutuo conocimiento personal existente entre ambas.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
ESCUELA DE DANZA
Así Rosario habló de la génesis y desarrollo de sus dos obras publicadas con Planeta, Volver a Canfranc y La Huella de una Carta, de las dificultades que conlleva el proceso de documentación previo a la realización de una novela, del tacto y fidelidad que precisan algunos temas, de la construcción de los personajes, de sus fuentes de inspiración y de aquellos temas sobre los que le gusta escribir, que Rosario citó como «los olvidados, pero más que las historias olvidadas, lo que de verdad me interesa, son las cosas que intencionadamente han sido ocultadas».

Y este es el caso de la talidomina sobre la que trata su nuevo libro, en el que habla de las consecuencias y afectados por aquel fármaco, llamado talidomida, que se prescribía a las mujeres embarazadas para combatir las náuseas y que provocaría malformaciones en los fetos durante la década de los 60, además de sobre la cotidianidad y adoctrinamiento publicitario de la época franquista.

Augurada como un nuevo éxito de ventas la novela de La Huella de una Carta, de 541 páginas, ocupa ya los mejores sitios en las librerias y ferias de libro celebradas estos días, donde Rosario, al igual que hizo ayer en Segorbe y volverá a hacer hoy en Altura, dedicó una sonrisa y firmó ejemplares a todas aquellas personas que quisieron acercarse hasta ella.

De fácil y amable trato Rosario Raro ha empezado a trabajar ya en la construcción de su tercera novela, que ya adelanta que publicará en el año 2020 y ambientará en el siglo XIX, probablemente en algunos de los convulsos movimientos sociales y económicos a los que dio lugar al revolución industrial, según adelantó a InfoPalancia.

Quizá en ella pueda aparecer en algún capitulo el nombre de la ciudad de Segorbe,  alguno de sus rincones o historias, que Rosario toma como fuente de inspiración en algunos libros tan sencillos como el de Leyendas y Dijendas, publicado hace décadas por la extinta Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segorbe.

Rosario Raro llenó el Teatro Serrano de Segorbe

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia