El Ayuntamiento de Segorbe ha comprado una decena de tablets para prestar a los niños con escasos recursos que se puedan ver afectados por el confinamiento.

De esta forma el Ayuntamiento quiere poner fin a la brecha digital que se pueda dar en la infancia.

Las diez tabletas electrónicas, con capacidad de 32GB han tenido un coste total de 1.300 euros.

Con dicha compra, “favorecemos la igualdad de todos los niños y niñas de Segorbe ya que en caso de confinamiento y de tener la necesidad de continuar las clases de forma telemática, se podrá realizar sin problema”, según indicó Marisa López, Concejala de Servicios Sociales.

Chelo Torrejón 

RODOLFO Y VENTURA