El gobierno local ha prohibido la entrada de perros en el paseo de Sopeña y en la Glorieta Municipal, aunque esta prohibición podría hacerse extensiva al resto de parques de la localidad.

La medida obedece, según indican desde el gobierno a que “ambos lugares emblemáticos son el escenario de juegos de muchos niños y se ha tomado esta medida por higiene. Además, desde el Consistorio se recomienda a los propietarios de canes que no accedan al resto de parques por los mismos motivos”.

La prohibición de entrada a los parques, que ya fue vigente hace cinco años en el anterior mandato del PP,  pretende “lograr que los propietarios de canes mejoren su comportamiento y limpien los restos de sus animales tanto en los parques como en las calles de Segorbe. En caso contrario, el Consistorio no permitirá el acceso de los perros a ningún parque de Segorbe”.

“Antes de prohibir totalmente el acceso a los parques, queremos dar un voto de confianza a los dueños de los perros. Pero si la situación no mejora, nos veremos obligados a tomar medidas más drásticas”, asegura Pepe Muñoz, Concejal de Bienestar Animal.

Así mismo también está prohibido que los niños vayan en bicicleta o jueguen al balón, aunque esta última prohibición es frecuentemente incumplida por los menores.

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA