Segorbe tendrá en 2019 una Oficina para las víctimas del delito

RODOLFO Y VENTURA
La Consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, se ha reunido con el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, para proponer «un ámbito de colaboración» con la Corporación, en el que se incluye la creación y apertura en el Juzgado de Segorbe de una Oficina para las Víctimas del delito

Esta iniciativa está destinada «a acercar los recursos de la red de atención a las víctimas del delito a todas las localidades de la provincia» mediante la red de Oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito (OAVD) de la Generalitat.

Ahora mismo, la asistencia integral a las víctimas se presta a través de las oficinas que están en los juzgados de Castellón, Vila-real y Vinaroz, pero la Conselleria de Justicia pretende que esta asistencia esté mas cerca para todos los potenciales usuarios.

La titular de Justicia del Consell ha explicado que, tras la reforma del anterior modelo -que se centraba mayormente en la ayuda jurídica- al actual -que contempla la asistencia integral a quien haya sufrido una acción delictiva- «podemos extender la red de oficinas de manera que todos los partidos judiciales cuenten con una oficina en sus respectivos juzgados».

En el caso de la provincia de Castellón, a las oficinas existentes en la capital, Vila-real y Vinaroz, «se sumarán al año que viene los centros que abriremos en Segorbe y Nules, de manera que ya habrá una oficina en cada partido judicial».
No obstante, Gabriela Bravo ha explicado que «queremos seguir avanzando y para ello nos gustaría contar con las diputaciones provinciales para que este servicio público llegue a todos los territorios».
 Imprimir/Descarregar TornarBravo propone a la Diputación de Castellón colaborar para acercar la red de asistencia a las víctimas a todos los habitantes de la provincia04/06/2018 La consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, se ha reunido con el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, para proponer "un ámbito de colaboración" con la Corporación. Esta iniciativa está destinada "a acercar los recursos de la red de atención a las víctimas del delito a todas las localidades de la provincia" mediante la red de Oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito (OAVD) de la Generalitat. Ahora mismo, la asistencia integral a las víctimas se presta a través de las oficinas que están en los juzgados de Castellón, Vila-real y Vinaroz, pero la Conselleria de Justicia pretende que esta asistencia esté mas cerca para todos los potenciales usuarios. La titular de Justicia del Consell ha explicado que, tras la reforma del anterior modelo -que se centraba mayormente en la ayuda jurídica- al actual -que contempla la asistencia integral a quien haya sufrido una acción delictiva- "podemos extender la red de oficinas de manera que todos los partidos judiciales cuenten con una oficina en sus respectivos juzgados". En el caso de la provincia de Castellón, a las oficinas existentes en la capital, Vila-real y Vinaroz, "se sumarán al año que viene los centros que abriremos en Segorbe y Nules, de manera que ya habrá una oficina en cada partido judicial". No obstante, Gabriela Bravo ha explicado que "queremos seguir avanzando y para ello nos gustaría contar con las diputaciones provinciales para que este servicio público llegue a todos los territorios". En este sentido, la consellera de Justicia propone a la Diputación que estudie la manera para que "las víctimas puedan contar con una primera asistencia directa en su propio municipio en coordinación con las que están en cada cabeza de partido judicial". La consellera de Justicia ha recordado que "el Govern del Botànic" ha hecho una decidida apuesta por la asistencia a las víctimas del delito". En Castellón, se ha triplicado el personal de las tres oficinas de Castellón, Vila-real y Vinaroz. Para Gabriela Bravo, "los datos nos confirman que esta apuesta es necesaria". En el año 2017, entre las tres oficinas de la provincia, se atendieron a 3.047 personas, de las cuales, 2.354 eran mujeres y, de ellas, 1.202 acudían a la oficina por un caso relacionado con violencia de género. Esto quiere decir que se ha atendido a tres mujeres cada día. En lo que va de 2018, la tendencia, incluso, está aumentando. Hasta el pasado 31 de mayo se habían abierto 1.293 nuevos expedientes en las tres oficinas, de los cuales, 618 correspondían a mujeres y en relación con casos violencia de género. Esto implica que las tres oficinas castellonenses han atendido a cuatro víctimas al día por este motivo. Compartir Bravo propone a la Diputación de Castellón colaborar para acercar la red de asistencia a las víctimas a todos los habitantes de la provincia Compartir Bravo propone a la Diputación de Castellón colaborar para acercar la red de asistencia a las víctimas a todos los habitantes de la provincia Compartir Bravo propone a la Diputación de Castellón colaborar para acercar la red de asistencia a las víctimas a todos los habitantes de la provincia

En este sentido, la consellera de Justicia propone a la Diputación que estudie la manera para que «las víctimas puedan contar con una primera asistencia directa en su propio municipio en coordinación con las que están en cada cabeza de partido judicial».

La consellera de Justicia ha recordado que «el Govern del Botànic» ha hecho una decidida apuesta por la asistencia a las víctimas del delito». En Castellón, se ha triplicado el personal de las tres oficinas de Castellón, Vila-real y Vinaroz.

Para Gabriela Bravo, «los datos nos confirman que esta apuesta es necesaria». En el año 2017, entre las tres oficinas de la provincia, se atendieron a 3.047 personas, de las cuales, 2.354 eran mujeres y, de ellas, 1.202 acudían a la oficina por un caso relacionado con violencia de género. Esto quiere decir que se ha atendido a tres mujeres cada día.

En lo que va de 2018, la tendencia, incluso, está aumentando. Hasta el pasado 31 de mayo se habían abierto 1.293 nuevos expedientes en las tres oficinas, de los cuales, 618 correspondían a mujeres y en relación con casos violencia de género. Esto implica que las tres oficinas castellonenses han atendido a cuatro víctimas al día por este motivo.

Chelo Torrejón – Foto:IP

Segorbe tendrá en 2019 una Oficina para las víctimas del delito