Fundación Bancaja Sorolla
CLINICA VETERINARIA
CLINICA DENTAL
TANATORIO SEGORVALL

 

El miedo es una respuesta natural en tiempos de retos e incertidumbre. ¿Cómo no sentir miedo sobre el futuro ante el desafío del cambio climático?

Ahora estamos constantemente confundidos por las opiniones conflictivas que vemos en las programas de TV y en internet. Cuando la incertidumbre ocupa los espacios donde antes nos sentíamos seguros, el miedo surge para abrazarnos y protegernos. El miedo nos puede beneficiar como alarma en situaciones de ataque o huida. Sin embargo, el miedo prolongado y exagerado, causará respuestas dañinas del sistema hormonal e inmunológico que comprometen nuestra salud. A menudo producimos una carga excesiva de temor cuando bastaría simplemente con tomar una práctica precaución. segorbe

Tómate todo el tiempo que necesites, pero después de la primera fase de shock, rabia y miedo, resulta beneficioso reducir el estado de miedo y transformarlo en una actitud de precaución equilibrada. Hay una diferencia en la manera en que estos dos estados te afectan mental y emocionalmente:

  • El miedo continuado reprime tu espíritu y adormece la conexión con tu corazón, tu familia y los demás. Cuando se vive desde un estado de temor, éste se adueña de ti y puede erosionar tu entendimiento, tan necesario para hacer frente a estos tiempos de desafío.
  • Vivir desde una actitud de precaución te protege y te permite mantener el equilibrio.

Con la práctica, puedes llegar a reducir algunos de tus sentimientos de temor y cambiarlos por una actitud de precaución equilibrada. Aunque no te juzgues negativamente si sientes miedo, es difícil no experimentarlo cuando la vida nos está convulsionando de esta manera. infopalancia

Ejercicio:

Siéntate en silencio y desde tu corazón recuerda que ya hay suficiente estrés, como para sumarle encima el peso del miedo. Respira tranquilamente a través del área que rodea tu corazón e imagina que estás inhalando la actitud de coraje y fortaleza para hacer lo que tienes que hacer.

Hacer este ejercicio con una actitud genuina, ayuda a que el miedo pierda su razón de ser.

Practícalo por algunos minutos diariamente y cada vez que sientas una fuerte oleada de temor.

Sé amable contigo mismo, en realidad está bien cuando no es posible eliminar todo el miedo. No olvides que cualquier mejora es lo que incentiva más mejoras.

También puedes leer en voz alta alguna frase que te motive:

“Estoy cansado de sentirme restringido por el miedo y estoy listo para cambiar mi actitud hacia una que sea más beneficiosa para mi sistema nervioso, mi salud y para quienes me rodean.”

https://www.superandoladepresionyelestres.com/como-reducir-el-miedo/

 

Texto y Foto: Pilar Cortés, profesora de Yoga Kundalini

 

JOYERIA ROYO

 

 

Gasolinera Rodolfo y Ventura de Soneja

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest