Los municipios de Sot de Ferrer y Soneja están de enhorabuena, dado que las maquinas excavadoras del pozo horadado para abastecer de agua potable a las dos poblaciones han sido retiradas después de encontrar agua a 800 metros de profundidad.

El pozo, en el que el agua empezó a emerger a menor profundidad, será sondeado ahora para determinar “la calidad y cantidad de agua de agua que sale para saber si hay bastante para los dos pueblos”, según explicó a InfoPalancia el alcalde de Soneja, Benjamin Escriche.

El sondeo del agua se llevará a cabo en los próximos días, si bien desde la Dirección General del Agua de la Generalitat Valenciana todavía no han informado a los Ayuntamientos de la fecha en que se hará.

Una vez concluido este proceso el siguiente paso será el de canalizar el agua hasta los dos municipios, ya que los estudios apuntan a que sí que habrá suficiente caudal para ello.

Para llevar a cabo la canalización, al igual que hicieron en su día para el perforado del pozo, los alcaldes de Soneja y Sot de Ferrer han empezado a buscar ya el respaldo económico de la Administración Provincial y Autonómica, dado que “nosotros somos pueblos pequeños con escasos recursos y un proyecto de esta embergadura está fuera de nuestras posibilidades”, explicó Escriche.

El pozo en cuestión se ubica en el término municipal de Sot de Ferrer, en una zona muy próxima a Soneja, y dista de Sot unos 800 metros y alrededor de 1,5 km de Soneja.

Las poblaciones de Soneja y Sot de Ferrer se asientan sobre terrenos ricos en yesos, lo que provoca que sus aguas, aunque abundantes, sean de mala calidad para el consumo humano, por lo que sus gobernantes han querido buscar una solución al problema con la perforación de este nuevo pozo.

Chelo Torrejón – Foto:Ayuntamiento Soneja

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO