El Ayuntamiento de Soneja informó ayer de la contratación de  servicios de la empresa Ainia para la realización de analíticas de las aguas residuales, con el fin de detectar la presencia del virus COVID-19.

Fuentes municipales han señalado que diferentes estudios demuestran que el control de los niveles de ARN de SARS-Cov.2 en las aguas residuales constituye un método para la detección temprana de posibles brotes de COVID-19. Estos estudios demuestran que cuando aumenta la circulación del virus en una población, aumenta la carga viral en los sistemas de alcantarillado.

De esta manera, la detección del SARS-Cov.2 en las aguas residuales se puede utilizar como un elemento de detección precoz del nivel de afección del virus en una población.

El ayuntamiento se ha comprometido a hacer públicos los resultados que se obtengan de las pruebas analíticas.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO