No resulta nada habitual. De hecho, no resulta tan siquiera poco frecuente, si bien el alcalde de Sot de Ferrer, Ramón Martínez, ha decidido gobernar su municipio conforme a las decisiones de las comisiones informativas y foros sectoriales formados en la localidad.

Y es que Ramón Martínez, ha renunciado al derecho de la alcaldía de delegar competencias a los concejales, lo que lejos de querer decir que los concejales no tengan trabajo significa que los ediles no tendrán concejalías a su cargo y que los acuerdos plenarios estarán determinados por lo acordado previamente por las comisiones informativas y los foros sectoriales, según indicó Martínez a InfoPalancia.

Martínez afirmó que “delegaciones como tal no hay. Lo único que hay es lo que obliga la ley. Las Comisión de Hacienda y las dos tenencias de alcaldía y, nosotros tres –indicó en relación a los concejales socialistas- gobernamos en minoría y hacemos un poco las tareas de coordinar estas comisiones”.

Sot de Ferrer no tiene concejalías

Ramón Martínez. Foto: J.Plasencia.

Las cinco comisiones informativas creadas para tal fin, en las que estarán presentes todos los grupos con representación municipal, PSOE,PP y UCIM, se ocuparan las áreas de urbanismo e infraestructuras; cultura y patrimonio; fiestas, juventud y deporte; bienestar social, sanidad, educación y tercera edad; y desarrollo local y turismo.

Cada una de ellas tendrá su correspondiente foro sectorial, en el que además de los partidos políticos estarán representados los colectivos o asociaciones relacionados en el área en cuestión gestionada por la comisión. Los foros y las comisiones informativa se reunirán al menos una vez trimestralmente para tratar los temas antes de llevarlos al pleno.

Por otro lado las competencias de agricultura y medio ambiente se transfieren al Consejo Agrario Municipal, ya que “es una figura en la que hay representadas muchísimas asociaciones del pueblo. La cooperativa, el sindicato de riegos, los sindicatos agrarios municipales y los tres grupos políticos, por lo que es una forma de dar mucha más participación a todos en todos los temas”, afirmó Martínez.

Con todo esto el alcalde pretende “dar la mayor participación posible a los vecinos. Que todos opinen y se sientan participes de lo que ocurre”.

De esta forma Ramón Martínez, democratiza un poco más el propio sistema democrático constitucional por el que nos regimos, acercando su población a la llamada democracia consociativa, en la que la gente no elige a representantes para votar en su nombre sino que desarrollan una legislación y ejercen el poder ejecutivo de manera personal.

Este tipo de democracia, practicado a finales del siglo XIX en los Países Bajos, necesita para subsistir unos valores democráticos fuertemente consolidados, una población homogénea, un origen étnico común, mismos intereses económicos de toda la población y perspectivas políticas similares. Todos estos factores hacen inviable en nuestra sociedad la democracia consociativa, también conocida como democracia directa.

Sot de Ferrer no tiene concejalías

Chelo Torrejón.