El concejal Vicente Hervás es una persona camaleónica donde las haya, capaz de seducir a su presa, para luego ahogarla.

En su día a día desarrolla sin titubear su papel como político y su profesión de sanitario. Aprovecha esta última condición para obtener información privilegiada del ámbito de la sanidad y luego la utiliza de manera inapropiada en el ámbito político. Su astucia y años de vivir del cuento a costa de la política le hacen ser prudente. Sabe cómo no poner en evidencia sus probablemente anquilosados conocimientos técnicos sanitarios, por ello cuando es preguntado sobre cuestiones técnicas y prácticas acerca del mamógrafo tira balones fuera como perro viejo que es.

Esa misma prudencia que emplea en el ámbito político para no entrar en cuestiones sanitarias ante las cámaras, no la tiene en su ámbito profesional, en el que aprovecha cualquier ocasión para hacer política y generar crispación. El señor Hervás sabe perfectamente que Segorbe no necesita una unidad de prevención de cáncer de mama y que el servicio está cubierto y el nivel de satisfacción de las usuarias es elevado. Ya lo dijo el mismo cabecilla Rafael Calvo en 2011: «a Segorbe no le corresponde una Unidad de Prevención de Cáncer de Mama».

ESCUELA DE DANZA

No podemos olvidar que, gracias a su nombramiento político, antaño fue director de enfermería de atención primaria del departamento de Sagunto y tuvo en sus manos la ocasión de resolver este asunto y nunca lo hizo. Señor Hervás usted tiene anhelos personales que no le dejan pensar con claridad y atender a criterios de sostenibilidad económica. Quizá si su partido no hubiera esquilmado la sanidad pública de esa forma habría dinero para poner unidades de prevención de cáncer de mama en El Toro y otras comarcas de interior que lo necesitan más que Segorbe.

Cuando habla de recuperar el servicio nos hace renunciar a la calidad, comodidad y sofisticación, ya que sabe perfectamente que en Segorbe nunca hubo unidad de prevención de cáncer de mama con todo lo que ello requiere. Los parches guárdeselos para sí mismo, las mujeres del Alto Palancia no queremos renunciar a tener la misma atención que cualquier mujer de la comarca de Morvedre solo para que usted engorde su ego como adalid de los servicios sanitarios de la comarca.

El Centro Sanitario Integral Alto Palancia no es su cortijo, es un servicio público de todos los contribuyentes. Cumpla usted con la única obligación que tiene, reúnase con la Conselleria, si es que sus escasas 2 horas de dedicación política se lo permiten, y déjese de perseguir deseos personales.

Usted mismo reconoce que la decisión referente a la viabilidad económica es competencia de la Conselleria, aspire usted a conseller de Sanidad a ver si consigue el servicio, pero mientras tanto cumpla con sus competencias de concejal de Sanidad, que no son otras que fomentar los hábitos saludables y la promoción de la salud en el municipio. Tiene mucho trabajo por delante…

Se muestra muy esquivo en el pleno ordinario cuando dice: “no me va a hacer caer en la trampa de si a Segorbe le corresponde una unidad, eso le corresponde a la Conselleria.”

Pues eso mismo señor Hervás, dedíquese a lo suyo y deje de soñar que usted es conseller. Ya cayó en su propia trampa en febrero de 2015 cuando consideró que las segorbinas nos merecíamos un camión que no cumplía con las condiciones que merecen las pacientes únicamente para pregonar su gloria política.

Segorbe Participa