RAPACES0039W

Rapaz nocturna. Foto: J.Plasencia

Más de medio centenar de alumnos de los colegios de Sot de Ferrer, Azuébar y Chovar han tenido la suerte de presenciar la suelta de casi una veintena de rapaces en el parque Natural de la Sierra Espadán.

Las rapaces proceden del Centro de Recuperación de Fauna «La granja» de El Saler, estas fueron a parar con distintas heridas después de ser recogidas por algunos particulares o por los propios empleados del centro.

Concretamente se han liberado después de su curación para su reintroducción en el hábitat natural un total de 18 ejemplares, entre los que  figuran un águila real, dos búhos reales, dos halcones peregrinos, un ratonero, un milano negro, un gavilán, 8 cernícalos comunes y 2 lechuzas.

Todos los ejemplares presentaban heridas producidas por tendidos eléctricos, disparos e intoxicaciones varias, las cuales les impedían desenvolverse con normalidad en libertad.

Tras un periodo de recuperación en el centro las aves se encuentran totalmente preparadas para ser reintegradas a la naturaleza. En todos los casos se trata de especies protegidas y, algunas de ellas, consideradas como amenazadas o en peligro de extinción.

La directora general de Medio Ambiente,  Solomé Pradas, presentó el balance de actividades del Centro de Recuperación de Fauna «La granja» de El Saler. Según el mismo, en 2014 se han acogido, y en gran parte recuperado, más de 2.800 ejemplares de fauna valenciana pertenecientes a 121 especies distintas. De los animales acogidos,un 60% fueron aves (principalmente rapaces y acuáticas), un 33% reptiles (sobre todo tortugas y galápagos de diferentes especies) y el resto fueron mamíferos.

La presencia de los escolares en la suelta de aves para Padras “favorece la concienciación social, sobre todo la de los niños, acerca de la necesidad de respetar la fauna autóctona y la puesta en valor de los parques naturales como nicho de especies cuyas poblaciones están en situación de retroceso».

SIERRA-ESPADAN1A

Estribaciones Sierra Espadán. Fotos: José Plasencia.

Pradas ha informado que se eligen los meses de febrero y marzo para las sueltas de aves y su reintroducción en el medio porque «ha finalizado la temporada cinegética y porque es la época en que estas aves realizan sus largos viajes migratorios hacia sus áreas de nidificación situadas en el centro y norte de Europa».

En este sentido, entre los meses de enero y febrero de este año, cerca de 200 ejemplares de aves acogidos durante el invierno en el Centro de Recuperación de Fauna de El Saler están siendo reintroducidos a la naturaleza.

De estos animales, el 61% que llegan al centro son traídos directamente por particulares y el 39% son entregados por personal dependiente de la Administración (agentes medioambientales, policía local, guardía civil, etc). «Esto se debe- ha dicho Prada- a que el Centro de Recuperación de Fauna es cada vez más conocido entre la población, lo que permite un incesante aumento del número de ejemplares que llegan directamente traídos por particulares».

El 47% de los animales se devuelven a la naturaleza. De todos los animales acogidos en 2014, el 47% han sido devueltos a la naturaleza, un 4% están pendientes de ser liberados, un 10% han sido trasladados a otros centros para formar parte de proyectos específicos de conservación y un 39% murieron debido a la gravedad de sus heridas. «Esto implica que casi dos de cada tres ejemplares que llegan al centro de El Saler son recuperados y devueltos a la naturaleza o incorporados a programas de conservación».

Chelo Torrejón/A.Palancia