La vuelta a la normalidad parece que poco a poco va volviendo a nuestras vidas y los riesgos, aunque el COVID-19 sigue estando ahí, van siendo eliminados, con es el riego de desplome de ramas presentado por un pino de más de 15 metros talado esta semana en un chalet del camino Tebaida.

El árbol, del que durante las últimas lluvia ya se desprendieron algunas gruesas ramas causando daños en el tejado de la casa, fue talado por los operarios de un camión de brazo articulado.

Chelo Torrejón

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA