Teatro, lo nuestro es puro teatro

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
Esta mañana mientras me tomaba mi café con leche y mis bollitos, para desayunar, me entero que la última reforma del PSOE, de los sueldos, bajas, y pensiones, se ha ido al garete por culpa ni más ni menos que de los de, ¡¡tachín, tachán!!, PODEMOS. Pero, María Amparito, ¿estos moraos, no son los amigos de los currantes, de los pobres y los soldados sin pan? Pos por lo visto, no. ¿Entonces, María Amparito, de qué van, me lo explicas un poco? Pos que la pela es la pela, noia, hasta para ellos.

Sí, coleguis, sí. Como dijo aquel, los comunistas lo son hasta que descubren el dinero. O mejor dicho, lo muy requetebién que se puede vivir, teniendo los bolsillos, forraos. O como dice mi amigo Abdón, algo mayor él, con el bolsillo lleno, la vida se ve de otra manera. Dicho en plata, a estos les pierde más los cientos de billetitos verdes, que al común de los mortales.

¿Nosotros compartir lo nuestro con los pobres del mundo mundial? ¡Ni hablar del peluquín! Lo nuestro, es nuestro. Y lo de los demás también. El comunismo, es para los parias. Lo nuestro, es puro teatro, falsedad muy bien estudiada, como dice la canción. Que nos van los cheques en blanco, casoplones en la sierra de Madrid, con piscinón incluido. ¿Qué la peña, pasa verdaderas calamidades, para llegar a fin de mes? ¡Uy, a nosotras, que más nos da! ¿Qué al personal, lo contratan por un mes, o menos? ¡Uy, que más nos da, si nosotras tenemos una pensión vitalicia, para nosotras y los mellizos, asegurada! Pues eso, teatro, lo nuestro es puro teatro. Falsedad, muy bien estudiada. Y a los demás, ¡¡que nos den!!. Y punto pelota.

Amparo Gimeno Pastor