Después de un fin de semana en el que hemos tenido sol, nubes, algo de viento, e incluso el sábado nos despertábamos como si fuera el lunes después de toros, no con resaca, si no con las calles y los coches llenos de arena debido a la gran cantidad de polvo en suspensión directo desde el Sáhara que tuvimos, la próxima semana seguirá con tiempo muy variable.
El lunes amanecerá con muchas nubes, pero el cielo se irá despejando a lo largo del día y no se esperan lluvias. Lo más destacable es que de nuevo volverá nuestro «fiel amigo» este invierno, el viento… Y es que desde el lunes y al menos hasta el miércoles por la tarde volveremos a tener rachas fuertes o muy fuertes que pueden superar los 70km/h, así que cuidado con la ropa tendida y otra vez a llenarnos los bolsillos de piedras.
El martes será un día gris con muchas nubes en el que además del viento es bastante probable que tengamos algunas lluvias sobre todo por la tarde, aunque serán débiles y se acumularán pocos litros.
A partir del miércoles, a pesar de que seguiremos teniendo ratos de muchas nubes, ya no se esperan precipitaciones al menos hasta el fin de semana.
Las temperaturas seguirán siendo más propias de la primavera, con mínimas entre los 5°C y los 10°C y con unas máximas por encima de los 15°C, incluso jueves y viernes es fácil que pasemos de los 20°C.
A partir del sábado las temperaturas empezarán a descender, aunque el fin de semana seguiremos con máximas alrededor de los 15°C. Y a pesar de que todavía falta mucho, parece probable que el domingo sí que podamos tener lluvias, que no serían importantes pero nos pueden fastidiar el día.
Es posible que la segunda mitad del mes pueda ser más entretenida en cuanto a frío, lluvias y de nuevo nevadas, pero todavía deben encajar algunas piezas del puzzle para que se cumpla, pero… ¡Ojo si acaban encajando!
Lo iremos siguiendo y os mantendré informados diariamente en el Instagram de @segormeteo, feliz semana y mucha precaución.
RODOLFO Y VENTURA