Algunas personas parecen padecer más que otras la implacable persecución y picaduras de los mosquitos, ya que independientemente de lo que hagan parece que estos las persiguen hasta que las hacen sus victimas.

Y es que los mosquitos eligen a la víctima en función de varios factores: desde el olor, sudor y color de la piel, del dióxido de carbono que «desprendamos», del calor corporal, del estado de salud de la persona, la edad y hasta la humedad de nuestro cuerpo.

Pero independientemente de todos estos condicionantes lo que está claro es que lo mejor que hay para que no te piquen los mosquitos es que no haya, por lo que la Diputación Provincial de Castellón ha arbitrado una línea de ayudas por un valor tota de 150.000 euros para costear parte de los tratamientos antimosquitos que ya están realizando algunos ayuntamientos de forma coordinada.

 Los municipios que deseen acceder a esta línea de ayudas tienen de plazo hasta el próximo día veintidós para solicitarlo. Todos los ayuntamientos de la provincia podrán acogerse a esta línea de ayudas regladas en igualdad de condiciones para paliar los efectos de la plaga de mosquitos que afecta especialmente a las zonas de litoral y prelitoral de la provincia de Castellón.

 El diputado de Desarrollo Sostenible, Mario García, ha explicado que “la vocación de la Diputación es ayudar a dar solución a una cuestión que, a pesar de ser competencia municipal, excede todo tipo de fronteras geográficas, ya que los insectos no entienden de limitaciones municipales. Tenemos que poner entre todos los recursos necesarios para dar solución a una situación que, además, se ha visto empeorada por las excepcionales condiciones climáticas que hemos registrado en la provincia, especialmente en las zonas de la franja litoral y prelitoral”.

 Tratamientos de urgencia, especialmente contra las larvas

Con estas ayudas provinciales se subvencionan tratamientos con carácter de urgencia que tengan como objetivo controlar la poblaciones de culícidos (del genero culex, aedes, anopheles) y simúlidos que se relacionan:

  • Mosquito común (Culex pipiens, Culex modestum, culex sp.): propios de encharcamientos ocasionales, humedales salobres y arrozales.
  • Mosquitos de marismas (Aedes caspius, Aedes destritus, Anopheles sp) : propios de saladares y humedales estacionales, próximos a zonas costeras.
  • Mosquito tigre (Aedes albopictus): especie invasora propia de zonas urbanas (fuentes, imbornales, piscinas, depósitos, ect.) o domésticas (piscinas, alcorques, macetas, bebederos, ect.).
  • Mosca negra (Simulium erythrocephalum) : de cauces de aguas limpias con profunda vegetación acuática.

En ese sentido, el diputado Mario García ha señalado que “para la elección del tipo de producto a utilizar se priorizarán los preparados más específicos y selectivos y menos peligrosos para la salud de las personas y el medio ambiente. Además, se emplearán las técnicas de aplicación que minimicen la cantidad de producto a utilizar y el riesgo de exposición a las personas y el medio ambiente”.

Se subvencionarán los tratamientos de control con productos larvicidas, que pertenecen a la clase de insecticidas que interrumpen el proceso del crecimiento de la larva y con porcentajes de efectividad por encima del 50%, alcanzando el 85-95% en los estados larvarios más tempranos. Únicamente en los casos que será estrictamente necesario y justificado se subvencionarán tratamientos adulticidas contra el mosquito adulto, ya que su efectividad no supera el 10%.

Tratamientos contra los mosquitos

Chelo Torrejón.

[useful_banner_manager banners=20 count=1]