Un cambio de lápida reduce de 19 a 15 los muertos enterrados

Olvidados durante décadas por la dictadura franquista y por la democracia española que nos gobierna, el número de individuos e identidad de los represaliados de guerra enterrados en una fosa común del Cementerio Municipal, queda modificado ahora 11 años después de que fueran identificados por el Ayuntamiento de Segorbe con la nueva lápida colocada hoy en el sepulcro por el nuevo gobierno local.

Un cambio de lápida reduce de 19 a 15 los muertos de la guerra

Nueva lápida. Foto:IP

Y es que el Ayuntamiento de Segorbe ha sustituido hoy en la cárcava la lápida mortuoria que identificaba los restos colocada en el año 2005 por el entonces gobierno local, en cuyo epitafio podía leerse el nombre de un total de 19 personas y en el que ahora figuran solo 15.

Desde la nueva concejalía de Memoria Histórica creada en el Ayuntamiento de Segorbe, a cargo de Pedro Gómez, dicen haber cambiado la lápida para “reparar los errores de esta lápida y con ello dignificar la memoria de los represaliados y a sus familias. El epitafio no se correspondía con los hechos y había muchos errores en los nombres y apellidos de los represaliados”.

Cabe recordar que en el año 2005 el Ayuntamiento de Segorbe coloco una lápida sobre el sepulcro de los restos enterrados en la fosa común después de realizar “una ardua tarea de investigación, ya que no existe ningún documento ni referencia escrita sobre los mismos, por lo que para confeccionar la lista hemos tenido que recurrir a la memoria de familiares y personas más mayores de la localidad”, según indicó por aquel entonces el concejal de cementerio, Ángel Berga.

lapida-retirada

Antigua lápida. Foto:IP

La mencionada lista de fallecidos incluía los nombres de 10 personas de Segorbe, 2 de Mora de Rubielos, 3 de Altura, 3 de Gátova, 1 de Teresa y 1 de origen desconocido. El nombre de todos ellos aparecía tallado en el mármol con el encabezamiento de «descansen en paz los desaparecidos entre los años 1936-1941».

Sin embargo el nuevo concejal asegura haber “constatado que allí yacen las personas fusiladas el día 28 de junio de 1939”, por lo que «tras consultar la información correctamente documentada en los archivos de la asociación de la memoria histórica del Alto Palancia, se ha procedido a reparar este error, encontrando en esta semana la mejor fecha para hacer el cambio, pues se cumple el aniversario de la II República”.

En la lápida colocada ahora pueden leerse un total de 15 nombres, 11 de Segorbe, 3 de Geldo y 1 de Altura, con el encabezamiento de “en homenaje a todas las victimas del franquismo y en memoria de todos los defensores de la libertad”.

Un cambio de lápida reduce de 19 a 15 los muertos enterrados

Chelo Torrejón