La instalación de una antena de telefonía móvil de la compañía Vodafone en el municipio de Altura ha desatado la inquietud y malestar general de los vecinos, que temen los supuestos efectos nocivos que la antena pueda emanar y contra la que los mismos han recogido ya más de mil firmas e iniciado campañas de movilización social.

La manifestación convocada para el medio día de mañana sábado en la plaza del Ayuntamiento de Altura evidenciará hasta qué punto los vecinos rechazan la instalación de la antena, cuyas obras de colocación han sido paralizadas hoy mediante decreto de alcaldía como consecuencia de la presión vecinal.

El Ayuntamiento de Altura, que ayer emitió y colgó en las redes sociales un comunicado de rechazo a la instalación de la antena, fue el que en su día concedió a la operadora de telefónica móvil el permiso de obras necesario para acometer la instalación.

Rechazo político a la colocación de una antena en Altura

Sin embargo la alarma social creada en cuanto a los posibles efectos nocivos para la salud que pueda conllevar la antena, ha obligado a dar marcha atrás al gobierno local, en manos del PP, que en un comunicado público asegura que “desde el Ayuntamiento de Altura queremos expresar nuestra repulsa a la instalación de aparatos que potencialmente puedan ser nocivos para las personas, debiéndose salvaguardar en todo momento la salud de las mismas”.

antena en Altura

La antena colocada en Altura. Foto:IP

El comunicado indica que “desde el Ayuntamiento de Altura nos hemos posicionado con los vecinos. Por una parte encargando los correspondientes informes jurídicos para concluir con un Decreto de paralización de las obras que se ha hecho efectivo en el día de hoy. Por otra parte, conscientes de que los tiempos modernos exigen cada vez más, medios técnicos para el trabajo y el ocio de las personas, intentar con los operadores en telefonía, facilitar espacios que estando alejados del casco urbano puedan cumplir con las necesidades de cobertura que todos exigimos”.

La polémica antena fue colocada en pasado día dieciséis en una vivienda particular de la calle Juan Terrada, en la que en los últimos días han realizado diversas caceroladas nocturnas en señal de protesta.

El colectivo vecinal entiende la necesidad de este tipo de infraestructuras, por lo que proponen “una solución que pasa por reubicar la antena en una zona en la que no se ponga en peligro la salud de los ciudadanos especialmente la de niños, enfermos y personas mayores”, según indicaron a InfoPalancia.

Por su parte el PSPV de Altura exige, después de reunirse con vecinos y afectados, la realización de un pleno extraordinario para intentar dar solución a este conflicto fuera del casco urbano.

Izquierda Unida también ha formulado una petición con registro de entrada en el ayuntamiento. Desde este colectivo se demanda la inclusión de este punto en un pleno extraordinario, para que el Ayuntamiento de Altura pueda dar explicación de la situación en la que se encuentra la instalación de la antena telefónica.

El debate está en la calle y es de prever que los vecinos contrarios a esta instalación protestarán mañana de manera enérgica para intentar que la antena sea retirada de su actual emplazamiento en la calle Juan Terrada, nº 19, de Altura, contra la que los vecinos han creado una página de facebook llamada No a la antena de Altura.

Chelo Torrejón/Alejandro Ibáñez.