Una Entrada de 10 con muchos “güevos”

AUTOESPADAN
RANDURIAS

La lluvia no ha conseguido deslucir esta mañana la séptima y última Entrada de Toros y Caballos del año, en la que el valor de los caballistas ha sobrepasado con creces las máximas esperanzas de valentía y arrojo.

Y es que los caballistas no han dudado en llegar al límite y arriesgar su propia vida por hacer realidad hoy el magnífico espectáculo de la Entrada de Toros, que debido a la intensa lluvia caída se ha adelantado unos siete minutos a su horario habitual de las dos en punto de la tarde.

El valor de los caballistas, entre los que también había una mujer,  ha sorprendido a segorbinos y visitantes, que estremecidos y sobrecogidos por la emoción han visto desfilar bajo la intensa lluvia a once caballistas junto a siete grandes morlacos a través de la calle Colón.

El respeto y el silencio, solo roto por los repetidos y ahogados gritos de “bravo”, “ole y ole” y “que güevos tienen”, ha permitido oír hasta el sonido de los cascos al pisar el suelo.

El publico congregado en la calle de Colón, al igual que los once caballistas participantes en la Entrada, han estallado en gritos de jubilo y abrazos espontáneos al finalizar la Entrada, incrédulos todavía por el milagro que acababan de contemplar y, que a buen seguro para los creyentes, no habrá resultado ajeno a la Virgen de al Cueva Santa.

El encierro celebrado ha tenido una duración total de 81 segundos, durante los que los once caballistas, seis toros y un manso participantes en el encierro han cabalgado bajo la lluvia con sorprendente e increíble pericia.

Pocos  minutos antes de la Entrada los caballistas han ensayado bajo la lluvia los pasos de trote, galope y frenada que podrían resistir sus equinos sin llegar a caer sobre un cada vez más embarrado  suelo.

En realidad la carrera en sí no ha sido nada del otro mundo, a no ser por las condiciones tan especiales que han rodeado la Entrada, como son el gran incremento de la peligrosidad debido a la lluvia; el deslizante estado del suelo, en el que los caballos y los toros podían  resbalar  fácilmente;  y la disminución del publico que forma la barrera humana, entre otros.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

Y es que los toros han salido bastante hermanados del corral de la calle del Argén, aunque en pocos segundos se han disgregado en la plaza de los Mesones e iniciado la carrera de forma un tanto desordenada y estirada.

Prueba de ello es el toro listón que a recorrido la calle de Colón en primer lugar, el cual solo ha podido ser frenado en parte por el coraje de José Fernández.

Pero es que él no ha sido el único jinete en destacar, ya que cualquiera de los caballistas participantes han demostrado el mismo valor.

Al concluir la Entrada los caballistas han sido obsequiados por el Ayuntamiento con una placa conmemorativa de recuerdo, entregada a estos por las Reinas Mayor e Infantil de las Fiestas, Raquel Gómez y María Carot”.

Los caballistas participantes han sido José Ramón Alandí; Jose Antonio Fernández, Alfonso Alandí; Domingo de Guzman Peyrolón, Fernando Zarzoso; Manuel A. Zarzoso, Baldomero Chova, Sergio Carot, Pablo Fortea, Roberto Fernandez, Pedro Fernandez, José Luis Lara; Esther Puchol, Juan Andrés Lázaro, Andrés Berbis, Jose Vicente Puchol, Luis Aparicio, José Garcís Salás, Miguel Ängel Guillén, Ramón ARdit, Julian Montero, Patxi Guerrero; José Carlos García.

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia