©  Una imprudencia desencadenó el infierno en Espadán .-

Con más de 1.400 hectáreas quemadas parece que la lluvia ha decidido aliarse esta mañana con el encomiable trabajo realizado durante las últimas cuarenta y ocho horas de infierno por los efectivos de la UME, el Consorcio de Bomberos y los Brigadistas de la Generalitat para sofocar el incendio de Artana.

Y es que, aunque de forma tímida y sin grandes trombas de agua la lluvia ha empezado a caer sobre la una de la tarde sobre la Sierra Espadán, donde está contribuirá a “ayudarnos a enfriar la zona. Desde la máxima cautela y prudencia, creo que estamos asistiendo a las últimas horas de este drama natural. Hemos conseguido los dos objetivos que buscábamos, en primer lugar que no hubiera afección sobre las personas y, en segundo lugar, que el corazón de la Sierra de Espadán, los parajes con más valor por su biodiversidad no se vieran dañados, y creo que eso ya podemos estar casi en condiciones de garantizarlo”, según explicó el presidente de la Diputación Provincial, Javier Moliner.

Aun con todas esas condiciones, el presidente ha hecho hincapié en que “no hemos bajado la guardia ni un ápice, y creo que lo que hay que hacer, y si la lluvia nos ayuda será mucho más fácil conseguirlo, enfriar toda la zona y sofocar cualquier foco caliente que pudiera provocar posibles reproducciones futuras”.

La “heroicidad” de los casi 500 efectivos intervinientes, ha permitido según Moliner “conseguir nuestros dos objetivos. Por un lado que no hubiera afección de las personas, que no la ha habido, y por otro que el corazón de la Sierra Espadán no se viera afectado”.

ESCUELA DE DANZA

Una imprudencia desencadenó el infierno en Espadán

Luchando contra las llamas. Fotos:Siab

Luchando contra las llamas. Fotos:Siab

La situación comenzó a mejorar a última hora de la tarde de ayer cundo también empezó a apuntarse a una quema de rastrojos realizada por un grupo de jóvenes  en las inmediaciones de una granja que estaban rehabilitando en Artana, como responsable de los hechos.

Ahora el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil deberá confirmar el citado origen, si bien la Benemérita está investigando ya a los chavales que se encontraban en esta explotación ganadera y que, supuestamente, han provocado este tremendo daño ecológico en la Serra Espadán tras actuar de manera negligente.

Por otro lado la existencia de restos de metralla y proyectiles de la guerra civil que duermen enterrados y que fueron explotando ayer, reavivando el fuego, han contribuido a incrementar el peligro de las fuerzas intervinientes.

Un brigadista de la Generalitat reveló ayer en su cuenta de Twitter que durante el incendio que desde el lunes acecha el paraje de la Sierra Espadán se han sucedido las explosiones.

No en vano, la Sierra Espadán es uno de los enclaves por donde discurre la denominada línea XYZ, construida por el bando republicano para frenar el paso de las tropas nacionales. El hallazgo de proyectiles y granadas de la Guerra Civil es habitual y la Guardia Civil actúa periódicamente para destruirlos.

PortCastelló retoma su actividad

Por otro lado el puerto de Castellón retoma su actividad y se abre al tráfico marítimo tras permanecer cerrado desde las 10 de la mañana de hoy y durante toda la jornada de ayer martes para permitir las operaciones de toma de agua por hidroaviones para la extinción del incendio de Artana.

El Centro de Emergencias de la Generalitat ha informado de que se finalizan los vuelos y operaciones de los hidroaviones en el puerto de Castellón, por lo que a  las 15.00 horas se ha restablecido la condición «Alpha» y en consecuencia se retoma la actividad portuaria de entrada y salida de barcos en PortCastelló.

Una imprudencia desencadenó el infierno en Espadán

Chelo Torrejón