Más de 180 sacerdotes, con el cabildo catedralicio y obispo de la diócesis Segorbe Castellón, Casimiro López, al frente, han oficiado hoy una Santa Misa en la Catedral Basílica de Segorbe para conmemorar el inicio del Año Jubilar Diocesano.

Dicho título ha sido concedido por el Papa Francisco  a la diócesis por la celebración del 775 aniversario de la creación del Obispado de Segorbe, que a mitad del pasado siglo XX paso a ser de Segorbe-Castellón.

Al acto ha contado con la presencia de las autoridades civiles y militares de la provincia, como son el presidente de la Diputación, José Martí, la subdelegada del Gobierno, Soledad Ten, el Coronel de la Guardia Civil, Miguel Fresneda y  la alcaldesa de Segorbe, Mª Carmen Climent, entre otros.

La ceremonia ha sido retransmitida en directo por 8 Mediterráneo y 13 TV y ha estado ameneizada desde el coro con la música de un nutrido grupo de instrumentos y la voz de David Montolio.

La ceremonia se ha iniciado en la iglesia del Seminario desde ha partido una procesión de los concelebrantes hasta la Catedral, en cuyo claustro se ha procedido a la apertura de la puerta santa del templo, acción simbólica de apertura del Año Jubilar, que se ha visto acompañada de trompetas de júbilo y volteo de campanas.

El obispo recordó que la puerta «se abre solemnemente este Año Jubilar Diocesano con motivo del 775 aniversario de la elección de la Sede Episcopal en esta ciudad de Segorbe. Para la iglesia diocesana este año será una experiencia particularmente profunda de gracia y de misericordia divina que se prolongará hasta la clausura el 16 de abril de 2023».

Ya en el presbiterio se ha celebrado la Misa Crismal en la que se ha consagrado el santo Crisma y bendecido los óleos de los catecúmenos y de los enfermos.

La celebración se ha hecho coincidir el 12 de abril, con la misma fecha que en 1247 (hace casi ocho siglos) se firmó la Bula de Inocencio IV que es el primer documento oficial en el que se reconoce la existencia de la sede episcopal de Segorbe.

Chelo Torrejón