El Centro Hípico de Segorbe se convertirá en sede universitaria en el que se impartirá formación y se realizarán eventos de iniciación a la hípica. El Ayuntamiento de Segorbe ha sacado a licitación la explotación de las instalaciones y la única candidatura que se ha presentado ha sido la Universidad Católica de Valencia (UCV) con un proyecto que incluye una inversión de 1.436.929€ y un canon anual de 8.000€.

Si la Junta de Gobierno del próximo 29 de noviembre aprueba la propuesta de adjudicación del contrato de concesión para la explotación del Centro Hípico, Segorbe pasará a ser la séptima sede de la Universidad Católica de Valencia en la que impartirá el Grado en Veterinaria que incluye una Unidad de Grandes Animales del Hospital Veterinario de la UCV y la posibilidad de celebrar eventos como el Campeonato de España Universitario de Hípica.

La Alcaldesa de Segorbe, Mª Carmen Climent, destaca la gran promoción socioeconómica que supondría para la ciudad “ya que nos convertiríamos en ciudad universitaria, de estudiantes de primer a quinto curso del Grado de Veterinaria. Sería el único centro de estas características en la región al combinar el uso docente, un uso asistencial con el hospital veterinario y un uso deportivo con organización de campeonatos y eventos”.

La implantación de la UCV en Segorbe conllevaría una serie de ventajas para Segorbe como son la creación de puestos de trabajo directos e indirectos; un descuento del 10%, para los empadronados en la ciudad, en el Hospital Veterinario y en la matrícula -durante el curso- sobre títulos oficiales de Grado que se cursen en la UCV. También supondría la organización de actividades socioculturales como charlas o jornadas formativas; y la programación de visitas de centros escolares como introducción al mundo hípico-universitario, entre otras.

El proyecto contempla la mejora de las instalaciones en diversas zonas como en las pistas deportivas para trabajo con equinos, en la nave de alojamiento de caballos y en el edificio donde se albergará el aula de formación y los vestuarios. Al mismo tiempo, se finalizarán las actuaciones necesarias en la nave diseñada para acoger la zona de actuación médica con equinos.

“Somos una comarca con gran tradición hípica. La llegada de la UCV también daría la oportunidad de disfrutar de un servicio de pupilaje que se beneficiaría de una especial vigilancia veterinaria además de poder realizar distintas actividades deportivas ecuestres como doma, salto y equitación libre. Y la Unidad de Grandes Animales del Hospital Veterinario permitirá dar cobertura a los veterinarios de la zona que requieran de ayuda especializada o equipamiento específico o quirúrgico”, añade Mª Carmen Climent.

El proyecto tiene otros ámbitos potenciales de desarrollo tales como la posible incorporación de un técnico deportivo y el uso por parte de asociaciones para terapias con caballos, además de realizar sesiones de equitación deportiva y equinoterapia.

Gabinete municipal – Chelo Torrejón

JOYERIA ROYO