Urbanismo aprueba definitivamente el PGOU de Viver

La Comisión Territorial de Urbanismo de Castellón de la Consellería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, ha aprobado definitivamente el Plan General de Viver , con el que se viene a sustituir a las Normas Subsidiarias de Planeamiento, implantados en la localidad desde principios de mayo de 1990.

La aprobación se produce siete años y medio después de que el Ayuntamiento de Viver remitiera a dicho órgano el borrador del Plan General, dando paso a una larga tramitación que tuvo sus puntos culminantes en marzo del 2013, sometiendo a información pública el plan que fue modificado; y a finales de septiembre de 2017 en que el ayuntamiento lo aprobó provisionalmente, dejando los trámites al Servicio Territorial de Urbanismo que solicitó informes a organismos responsables del patrimonio histórico, carreteras, ordenación del territorio, urbanismo y paisaje, obras públicas, diputación, ferrocarriles, sanidad, educación, confederación y un largo etc.

Con todos estos informes y las consiguientes observaciones el Ayuntamiento de Viver, el pasado 14 de junio aprobaba la versión refundida y consolidada del plan.

Los casi 50 millones de metros cuadrados con que cuenta el término municipal de Viver, quedan distribuidos de la siguiente forma: 689.914 m2 de suelo urbano de los que 671.006 son de carácter residencial, la mayor parte de ellos, 556.791, pertenecen al casco urbano y el resto está en masías y unidades de ejecución; y 18.908 m2 de suelo urbano industrial. Se contemplan 239.618 m2 de suelo urbanizable, 157.890 m2 con destino residencial y 81.728 industrial.

La superficie de suelo no urbanizable común queda en 23.025.134 m2 destacando los 10.683.113 de valor agrícola; y con 25.689.934 m2 de suelo urbano protegido, desglosado en 845.746 con el sistema de comunicación, 209.792 en infraestructuras ferroviarias, 1.207.200 de dominio pecuario, 1.083.053 de dominio público hídrico, 3.621.218 de protección paisajística y medioambiental, y 18.722.925 de protección forestal.

En el amplio articulado se incorpora la normativa urbanística y las determinaciones técnicas de aplicación.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA