Va de cerdos..

Tener un Cronista de la Ciudad  como colaborador no es cualquier cosa. Aquí, Rafael Martín Artiguez, Cronista Oficial de la Ciudad de Segorbe, nos descubre algunos de los secretos de esta vieja ciudad ducal

Mirando «cosas» sobre San Antonio Abad y su ermita, por encargo de la cofradía ante una conmemoración que pretenden celebrar este año, he encontrado una noticia muy curiosa que me gustaría contaros.

En la primera mitad del siglo XVIII la Cofradía de San Pedro de Segorbe ya tenía desde muy antiguo el derecho a recoger “la limosna de noche” con título de San Antonio Abad por tener un altar en su iglesia con la citada dedicación. La recolecta se realizaba llevando un cerdo por las calles de la Ciudad, y la cantidad recogida se destinaba a la compra de cera, aceite y limosna de «la misa de diez» y para conservar los ornamentos del propio templo de San Pedro. Hacia 1730 se generó un conflicto de intereses entre la Cofradía de San Pedro y la Casa de San Antonio de Valencia por tener esta el mismo derecho, reconocido por la justicia, de llevar un cerdo por las calles de Segorbe con la misma finalidad. La Cofradía de San Pedro se planteó cerrar las puertas de la iglesia y reducir su actividad, pero antes de hacerlo solicitó del Ayuntamiento un permiso para cambiar la dedicación del cerdo que llevaba por las calles a nombre de San Pedro, evitando así interferir en el derecho que asistía a la Casa de San Antonio Valenciana. Por entonces la Cofradía de San Antonio “de los mesones” de Segorbe llevaba dos cerdos por las calles a pesar de que sólo podía llevar uno ya que la Casa de San Antonio de Valencia llevaba otro. Cuatro cerdos parece que eran demasiados para la limosna de los segorbinos. Y en vista de la situación el ayuntamiento acordó antes de finalizar el año 1740, permitir a la Cofradía de San Pedro que llevara un cerdo por las calles y a la Cofradía de San Antonio que no usara más de uno “según lo han acostumbrado”.

¿Curioso, no?.

Va de cerdos…

Rafael Martín