#YoMeQuedoEnCasa #QuédateTúTambién #TodoSaldráBien

Tal día como hoy, Chernóbyl sufría una catástrofe de dimensiones descomunales, que acabó con la vida de mucha gente.

Hoy es un día para recordar a todas esas personas que perdieron la vida por aquella explosión.

Por lo que se cuenta, fruto de una negligencia que a día de hoy sigue perjudicando la zona y alrededores.

Un acto de egoísmo y prepotencia que los seres humanos solemos tener más veces de lo que deberíamos y que en ocasiones causa resultados fatales e irremediables.

Una serie de decisiones personales tomadas más allá de la lógica y la profesionalidad, que debía haber tenido aquel irresponsable.

Una lección demasiado severa que la vida nos deja, pero que no se puede pasar por alto.

Dejemos de actuar como aquel hombre lo hizo, para evitar en la medida de lo posible, problemas de cualquier magnitud. Los valores humanos deben estar presentes ante cualquier acto.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

También es el día de AGRADECER enormemente a todos los que estuvieron y están en la zona cero trabajando a cambio de sus vidas en algunos casos y su salud en otros.

«Prípyat, pueblo fantasma impregnando de dolor. Mil años más de silencio recorrerán sus calles por esa sustancia asesina que el día 26 de abril del año 1986, fue liberada dejando a su paso un inmenso dolor, dejándola huérfana y abandonada, pero que siempre permanecerá en los corazones de todos sus habitantes y en la memoria de todos nosotros»

Vicente Herrero – Foto:Julian Barón