Lo vivido el sábado en el Pabellón Municipal no se hubiese podido ejecutar mejor con un guión de película: dos equipos muy potentes que han realizado una temporada magnífica, un pabellón repleto de aficionados, un partido muy intenso y una victoria por la mínima con final feliz…para el C.B. Segorbe y amargo para el Beniparrel Albal

El partido comenzó con un triple rival que le dio la que sería su única ventaja durante todo el encuentro, ya que a partir de ahí, y basándonos en una magnífica defensa conseguíamos coger una primeras diferencias interesantes (12-5), pero el rival se puso también el mono de trabajo y comenzó a realizar también una muy sólida y fuerte defensa que equilibró el encuentro, llegando al final del primer cuarto 15-12, un tanteo bajo para dos equipos que solemos jugar a anotaciones altas, pero que marcaba claramente cual iba a ser el desarrollo del partido.

El segundo cuarto transcurrió muy similar, ambos equipos hacíamos sudar al rival cada canasta, y cada balón se peleaba con gran intensidad lo que hacía que el marcador fuese aumentando muy lentamente, eso si, siempre con nuestra iniciativa, que rondaba siempre entre los 5 y 7 puntos de diferencia, llegando al descanso con 29-24 tras otro parcial ganado por 14-12.

Victoria de infarto para el baloncesto

La lucha fue máxima. Foto:J.Plasencia

El comienzo del tercer cuarto pudo ser decisivo y haber decantado a nuestro favor claramente el resultado puesto que en los primeros cinco minutos dejamos sin anotar al rival (7-0) colocando el resultado en 36-24, pero el rival se rehizo y nos devolvió un 0-9 que volvía a equilibrar el choque, para volver a coger unos puntos más de diferencia en los dos últimos minutos gracias al nerviosismo rival que se tradujo en varias faltas técnicas que llevaron al entrenador rival a ser expulsado. Nuevo parcial a nuestro favor (11-9) para dejar el marcador en 40-33 a falta de un solo cuarto por jugarse.

En el último minuto se consiguió una Victoria de infarto para el baloncesto

Y comenzó el último periodo con rachas por parte de ambos equipos. Un 4-0 nuestro (44-33) era devuelto por un 0-7 rival (44-40), que volvíamos a devolver con un 7-0 (51-40) y así llegar a falta de poco más de dos minutos con una diferencia que parecía definitiva (53-43), pero ocurrió que a partir de ese momento la agresividad rival aumentó (no tenían nada que perder y ya iban un poco a la desesperada), a la vez que comenzamos a tener errores infantiles merced a los nervios y tensión del momento, todo ello aderezado por una actuación arbitral que había cambiado drásticamente desde la expulsión del entrenador rival (7 personales pitadas a nosotros en ese cuarto contra 1 al rival), hizo que se viviese un último minuto de verdadero infarto que finalizó a favor de nuestros intereses por el resultado final, perdiendo el único parcial del partido por 13-19.

Destacar al público que abarrotó el pabellón, respondiendo de sobresaliente al llamamiento que desde el Club Baloncesto Segorbe se hizo.   ¡¡¡ Muchísimas gracias !!!!!

Nos queda un partido solamente, y para no depender de nadie debemos ganarlo. Pase lo que pase en dicho encuentro mi felicitación, respeto y admiración a todos y cada uno de los jugadores que han contribuido a realizar esta magnífica temporada: Nina, Marín, Fino, Rubén, Manu, Vicen, Molina, Fuertes, Santaya, Rudi, Barra, Vladi, Braci, Gago, Saúl y Raúl.

Anotadores: Alberto Benedicto (3 puntos en 24 minutos), Alberto Luna (4 p. en 20 m.), Manu Plasencia (12 p. en 26 m.), Vicen Plasencia (6 p. en 35 m.) y Carlos Fuertes (12 p. en 35 m.) -cinco inicial- Rubén Villalba (2 p. en 8 m.), Raúl Molina (0 p. en 3 m.), Vicente Santaya (4 p. en 12 m.), Rudi López (10 p. en 24 m.) y Carlos Marín (0 p. en 13 m.). No jugaron por decisión técnica José Barrachina y Javi Campos, así como Vladimir Flores por temas laborales.

Pablo Marín.