Villanueva de Viver sigue empeñada “en plantar vida en un municipio vital, enérgico y cargado de proyectos e ilusiones”. Este mes de marzo, la población ha celebrado el día de los Bosques plantando 340 árboles en una actividad “que ha sido un regalo de vida, ha congregado a vecinos de todas las edades y ha sido escrupulosamente cuidadosa con todos los protocolos Covid-19 establecidos por pandemia”.

Amparo Pérez Benajas, alcaldesa de la localidad, ha querido agradecer a toda la población la implicación y el respeto por el cumplimiento de las normas en la celebración de un acto “que reivindica nuestro espíritu, nuestra apuesta por el futuro y nuestra ilusión por el presente”.

“Tenemos la suerte de contar con un agente medioambiental forestal, Santiago, que se ha implicado como el que más en esta iniciativa, y con la experiencia de dos concejales, José Manuel y Agustín, para elegir el mejor espacio para plantar futuro. Un proyecto ilusionante que es posible gracias a la implicación de todos los voluntarios y de nuestros vecinos”.

Fresnos acres, pinos, carracas y azarollos han arraigado en distintas zonas periurbanas y jardines de la localidad junto a arbustos como el rhamnus, ludieron, viburno y mirto. “Nos hemos distribuido en grupos de entre 10 y 20 voluntarios de acuerdo a la normativa y con las brigadas forestales del municipio hemos regado de vida seis zonas del pueblo”.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

“Es una metáfora”, señala la alcaldesa, “de nuestro proyecto para Villanueva de Viver”. “Queremos un pueblo limpio, donde las calles sean paso hacia los caminos forestales y las sendas de nuestros bosques, donde aprendamos a respetar nuestros bosques y a cuidarlos”. En definitiva, “aprovechar y disfrutar de este gran patrimonio forestal que nos abraza y que ocupa, según la historiadora Rosa Bautista, el 60% de nuestro territorio”.

Con este objetivo de futuro y sostenibilidad, Villanueva de Viver ha trabajado a lo largo de 2020 en la redacción de un plan de gestión forestal donde la explotación vaya de la mano de la sostenibilidad. “Nuestros bosques son fundamentales y es un patrimonio vivo que hemos de preservar, porque han sido el principal medio de vida del pueblo desde la década de los 60 y hasta los 90”. “El objetivo ahora es ser capaces de conciliar futuro y conservación. Y estoy convencida que con la vitalidad de este pueblo todo lo que nos propongamos vamos a ser capaces de conseguirlo. Así que, seguimos trabajando por ello”.

Gabinete municipal