Por segundo año consecutivo los vecinos de Viver tienen que dejar de celebrar una de las fiestas más importantes y participativas del municipio, las de San Francisco de Paula, en honor al cual se suele cocinar la llamada Sopa del Santo de la que anualmente se reparten más de 2.000 raciones.

Sin embargo este año en Viver se celebran este fin de semana unas sobrias y austeras fiestas en Honor a su patrón, San Francisco de Paula.

El programa se reduce a la santa misa celebrada el pasado viernes  por los clavarios y a la que mañana domingo organiza de manera tradicional el Ayuntamiento de Viver.

Desde el gobierno local informan que “debido a la pandemia, no se cocinará, ni repartirà la “Sopa del Santo. Tampoco habrá procesiones, ni otros actos festivos”.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO