RODOLFO Y VENTURA
Viveros Mas de Valero empieza la temporada en Cataluña

Empieza la temporada para el Viveros Mas de Valero y lo hace con un partido lejos de Segorbe, en Cataluña, dónde se desplaza por primera vez en su historia para jugar partido oficial y a dónde acudirá cada 15 días en esta temporada 2018/2019. Esta semana, y en su primer encuentro de liga, los de Ricardo Íñiguez viajan hasta Cerdanyola del Vallès (Barcelona) en busca de sus primeros puntos de la campaña.

En este debut en el grupo 3 de la Segunda División B, el Viveros va a encontrarse un rival con una historia corta ya que se fundó en junio de 2006, como resultado de la fusión de los cinco clubes existentes en la ciudad, pasando a forma parte de la estructura del Cerdanyola FC, club que creó entonces la sección de fútbol sala. El club catalán se ha encontrado esta pretemporada con un importante inconveniente y es que padece una falta de instalaciones a la hora de entrenar, de hecho algunas veces debe hacerlo en pistas de cemento al exterior, incluso tiene que desplazarse puntualmente hasta Santa Coloma para completar sus entrenamientos.

El rival del Viveros Mas de Valero ha completado la pretemporada con derrotas ante rivales del grupo 3 como son Pallejà (7-4) y Mataró (6-2), aunque el último amistoso ante el Olimpic Floresta, de 3ª división, dejó un buen sabor de boca en el conjunto vallesano al vencer por 1-4.

David Herraiz que continúa como entrenador y coordinador de la sección, afronta con realismo la temporada “no partimos con un objetivo concreto en liga, pero con los pies en el suelo somos conscientes que no podemos estar en lo alto de la clasificación. Queremos ir partido a partido, compitiendo en todos los encuentros con ilusión y llegar lo más lejos posible”.

Con el fin de cumplir estos objetivos Cerdanyola FS ha incorporado 6 nuevos jugadores durante este verano. El ala-cierre David Ortega (del CCR Castelldefels), el cierre Marc Hermosel (del Montcada FS), el también cierre Hicham Mrir (del Catgas Santa Coloma), el portero Eric Gálvez (de la Fundació Grama), el pívot Eric Izquierdo (del Futsal Montcada) y el guardameta Maxi Glauche que regresa al equipo verdi-blanco.

El conjunto del Vallès, que ascendió a la categoría de bronce del fútbol sala español en la temporada 2015/16, ha concluido las dos últimas campañas en unas cómodas posiciones de mitad tabla, mostrándose como un equipo competitivo y complicado de vencer.

Por su parte el Viveros llega al primer encuentro de liga después de más de un mes de trabajo bajo las órdenes de su nuevo entrenador. La pretemporada estaba cargada de partidos amistosos ante potentes rivales, las sensaciones ante CCR y especialmente ante Bisontes Castellón fueron más que esperanzadoras, y los encuentros ante Ibi y Nueva Elda sirvieron para poner en liza a jóvenes jugadores del filial y del juvenil. Ahora llega el momento de la verdad, y los segorbinos se muestran ilusionados en arrancar la competición con fuerza y dando una buena imagen en su primer desplazamiento a tierras catalanas.

El míster valenciano cuenta con la totalidad de su plantilla a su disposición, si bien es cierto que varios de sus jugadores arrastran molestias y sobrecargas musculares debido a las duras sesiones típicas de pretemporada. Como es habitual, varias decenas de aficionados amarillos viajarán con el equipo para guiar a los jugadores en este ilusionante inicio de temporada.

CDFS – Foto:J.Plasencia