El Viveros Mas de Valero asalta el fortín de Picassent

Gran victoria del Viveros Mas de Valero en casa del Piscassent sustentada en una sensacional primera mitad y en un gran trabajo defensivo en la segunda obteniendo un resultado final de 2-4. Los segorbinos se convierten así en el primer equipo que asalta el pabellón municipal de Picassent en lo que llevamos de temporada.

El Viveros salió a cancha en busca del triunfo y a los 16 segundos de comenzar el partido inauguró el marcador tras un saque en banda y un disparo durísimo de Fetes que entró, imparable como un obús (0-1). No podía arrancar mejor el encuentro, los amarillos seguían volcados y a renglón seguido disfrutaron de dos ocasiones clarísimas para Tití y Alex Moral. Seguían atacando y desperdiciando ocasiones los de Manolín pero la falta de puntería privó a los segorbinos de conseguir una mejor renta. Pasaron los minutos y los valencianos crecían ligeramente obligando a David a realizar las  primeras intervenciones de mérito.

Aun así el Viveros domina por completo, José Calvo y Dani Palomar disfrutaron de sendas ocasiones pero no pudieron anotar. A falta de 4 minutos para el descanso y tras un saque de banda ofensivo, salió a relucir la pizarra del míster de La Vall, movimiento perfecto en ataque, balón de Genís al segundo palo y Pedrito la envió a la red (0-2). Pero supieron reaccionar los locales que a continuación y de libre indirecto, marcaron el 1-2. Pero poco iba a durar la alegría local ya que de disparo exterior, Genís anotó el tercer tanto para el Viveros Mas de Valero (1-3). Lo peor del encuentro llegó a falta de un minuto para el descanso, cuando en una jugada polémica se produjo una doble y justa expulsión, una en el bando local y la Tití en el Viveros Mas de Valero.

RODOLFO Y VENTURA

La segunda parte comenzó con los dos equipos con tres jugadores, y una vez recuperado el cuarto componente, Picassent recortaba distancias (2-3). Seguidamente la tuvo José Calvo en un mano a mano, aunque solo delante del portero buscó la escuadra y el balón se fue fuera por muy poco. Lo cierto es que en los primeros minutos del segundo tiempo el equipo local se creció y disfrutó de la posesión del balón creándole algunos problemas a los segorbinos. No obstante, el Viveros Mas de Valero aumentó su renta a falta de ocho minutos para el final, en un extraordinario gol que marcó Alex Moral. Balón largo, control exquisito y definición magistral para hacer el 2-4. Tras este gol la defensa de los amarillos, ordenada e intensa, se impuso a los ataques de los valencianos. Únicamente en los últimos dos minutos, y ya con los ataques de portero jugador, el  Picassent puso en peligro a los segorbinos. Los postes y el buen hacer defensivo, propiciaron que el Viveros asaltará el fortín local y se convirtiera en el primer equipo que sumaba puntos en Picassent.

CDFS – Foto_Oscar Asensio