Viveros Mas de Valero quiere derrotar al Santurtzi

Después del descanso de la semana pasada en la que tuvo lugar la espectacular edición de la Copa de España, el Viveros Mas de Valero, viaja a Santurtzi con el objetivo de sumar su octava jornada sin perder y, lo que sería más importante, en busca de su primera victoria en el hasta ahora inexpugnable Polideportivo Mikel Trueba de la localidad vizcaína.

Cabe recordar que Santurtzi es un equipo del País Vasco fundado en 1983 siendo uno de los clásicos de esta Segunda División B. La temporada pasada finalizó en el puesto 13º con 32 puntos tras cosechar 9 victorias, 5 empates y 16 derrotas habiendo anotado 108 goles y encajado 142 tantos Después de firmar una gran remontada, el conjunto vizcaíno salvó con comodidad la categoría ya que se presentó en diciembre con tan solo 2 puntos y, en una gran segunda vuelta de 30 puntos, aseguró un año más su continuidad en la categoría de bronce del fútbol sala español.

ESCUELA DE DANZA

Matías Carrascosa, verdadero artífice de la gesta, no siguió al frente de la nave santurtziarra tomando el relevo en el banquillo Aitor Larrea, el cual vio reforzada su plantilla con Rober Pedrueza uno de los jugadores más grandes que ha dado Vizcaya, que llegó a jugar en primera división y que aporta un grado de excelencia y toda su experiencia.

De este modo, los de la margen izquierda del Nervión acumulan en sus filas una mezcla de jugadores veteranos, algunos de ellos con bagaje en 2ª y 1ª división, y jóvenes provenientes en su mayoría del extinto Bilbo F.S., lo que les hace ser un equipo tremendamente peligroso. Así lo demuestran los resultados que han cosechado contra rivales que copan las primeras plazas de la clasificación.

Santurtzi se trata de un equipo con buena salida de balón y un juego de pívot muy peligroso, además de ser un conjunto luchador que no da una pelota por perdida. Actualmente se encuentra clasificado en 7ª posición con 39 puntos después de 11 victorias, 6 empates y 7 derrotas. En estas veinticuatro jornadas ha marcado 122 goles, siendo el segundo equipo más realizador del grupo, y ha recibido 110 tantos, tercer equipo en este apartado.

Los vizcaínos como locales han disputado doce partidos en los que han sumado 6 victorias (Calatayud, Burgos, Pinseque, Las Fuentes, Elorrioko y San Juan), 2 empates frente a Nalda e Ibarra, y han encajado 4 derrotas (Torrelavega, Guadalajara, Sala Quinto y Colo Colo), con una media de 5 goles anotados por encuentro.

ESCUELA DE DANZA
JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

Santurtzi y Viveros Mas de Valero son equipos de potencial similar y dinámicas parejas como demuestra el hecho de que en las temporadas anteriores han intercambiado resultados sin claro dominio de ningún equipo. Los segorbinos nunca han podido puntuar en tierras vascas, siendo la única cancha que se le resiste desde que hace cuatro años ascendió a 2ª B.

Con respecto al partido correspondiente a la jornada 10ª de la primera vuelta, el Viveros Mas de Valero no pudo alzarse con el triunfo en casa frente a Santurtzi en un partido que dominaron los segorbinos pero que acabó con reparto de puntos (5-5). Los amarillos mandaron a lo largo de todo el encuentro, consiguieron varias rentas interesantes, 2-0, 4-1 y 5-2 pero en los minutos finales los vascos tiraron de portero-jugador y empataron el encuentro. Al final un punto para cada equipo que no dejó contento al CDFS Segorbe pero que quizás fue el premio a la reacción de los vizcaínos en el tramo final. Por parte amarilla anotaron Jacobo y Salva por partida doble, más el tanto inicial de Diego.

El partido se disputará en la jornada dominical, a las 12.00 horas, por lo que la expedición segorbina partirá a lo largo de la tarde del sábado y hará noche en las tierras vizcaínas. Sergio Calduch cuenta, después de muchos meses, con la totalidad de la plantilla a su disposición, ya que Salva se ha recuperado de sus problemas físicos que le impedían participar en las últimas jornadas de competición. Además de los 12 jugadores, un buen número de aficionados segorbinos acompañará al Viveros Mas de Valero en busca de un triunfo que elevaría de forma exponencial la ya buena moral de los amarillos.