La pirotecnia Zarzoso triunfa en las Fallas. La empresa dispara mascletas en Valencia desde el año 1992, aunque hasta éste nunca había disparado un castillo

La Pirotecnia Zarzoso de Altura sale exitosa de los actos de más relevancia pública con los que contaba en la presente temporada de fallas. Y es que, la empresa de los hermanos Zarzoso fue la encargada de disparar el primer castillo de fuegos artificiales de la semana grande de las fallas en el Paseo de la Alameda de Valencia el pasado martes por la noche y ayer fue la pirotecnia encargada de disparar la mascletá en el tradicional recinto de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Era la primera vez que la empresa alturana disparaba el Castillo de Fuegos artificiales de la semana grande de fallas y no defraudó, como así indicaba el boca a boca, al numeroso público que se concentró por los alrededores del antiguo cauce del río Turia, pese a la celebración por parte de las comisiones falleras de la noche de “la albá” y “la plantá” de sus monumentos falleros.

La mañana de ayer fue muy larga para la familia Zarzoso y sus trabajadores ya que eran los encargados de disparar la mascletá en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Y es que, pese a disparar la mascletá desde el año 1992 de manera ininterrumpida en estas fiestas, nunca lo había hecho en la semana grande de las fallas.

La mascletá, que contaba con 164 kilos de pólvora, estuvo muy bien estructurada de manera tradicional “con la típica traca valenciana, con un digital, retenciones, terremoto y aéreo” como así informó Chelo Zarzoso, responsable de la empresa. A su vez, Zarzoso quiso dedicar la mascletá que se iba a disparar a “todos los valencianos y al pueblo de Altura”.

ESCUELA DE DANZA
La pirotecnia Zarzoso, única empresa de fuegos artificiales que elabora el petardo valenciano “tro de bac”, está demostrando año tras año defender las tradiciones y ofrecer espectáculos muy cuidados y elaborados por el bien de la fiesta y los fuegos artificiales.

AQUÍ PUEDES VER EL VIDEO DE LA MASCLETA

Zarzoso triunfa en las Fallas

Alejandro Ibáñez